Economía

El mercado mantiene el castigo y el PP esparce aún más dudas

El Rey se reúne con Salgado dos días antes de la cumbre de Moncloa

el 25 nov 2010 / 22:18 h.

Elena Salgado, sentada junto a la Reina, despachó ayer sobre la crisis con el Rey.

El nerviosismo de los mercados persiste pese al drástico recorte del gasto público anunciado por Irlanda, lo que elevó la prima de riesgo de la deuda española hasta un nuevo récord desde la creación del euro y volvió a lastrar a la bolsa, que cerró un 0,21% a la baja.

Los analistas insisten en que se deben acelerar las reformas pendientes, mientras en la arena política aún resuenan las declaraciones del portavoz del PP, Esteban González Pons, que acusó al Gobierno de no decir la verdad sobre la economía española. El Ejecutivo le replicó que quiere que España "salte por los aires".

El diferencial entre la deuda española y la alemana superó los 250 puntos básicos, récord desde que se puso en circulación la moneda única, aunque se relajó al cierre (245). Y la rentabilidad de los bonos españoles se acercó al 5,2%, un nivel desconocido desde julio de 2003.

Pese a ello, la frase más repetida volvió a ser: "España no es Irlanda". Con diferentes matices, la repitieron desde el presidente de la patronal bancaria AEB, Miguel Martín, hasta dos de los candidatos a presidir la CEOE: Joan Rosell y Jesús Banegas.

En este contexgo, el Rey mantuvo ayer una reunión con la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, para analizar el actual momento económico y financiero. Un encuentro que se produce dos días antes de que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, se entreviste en Moncloa con los representantes de 37 grandes empresas para intercambiar puntos de vista sobre la recuperación.

En distintos ámbitos, desde el académico hasta el político, se incide en la necesidad de poner en marcha las reformas pendientes para calmar a los mercados.

El portavoz de Economía del PP, Cristóbal Montoro, aseguró que España no acabará como Irlanda si el Gobierno ejecuta las reformas adecuadas.

El director de coyuntura de Funcas, Ángel Laborda, descartó un rescate a España, pero instó al Ejecutivo a reactivar la reforma de las pensiones y aspectos de la laboral como la negociación colectiva y las políticas activas.

Montoro pasó de puntillas sobre las declaraciones de González Pons, que exigió la víspera al Ejecutivo que diga la verdad sobre el coste de la deuda. No las dejó pasar el secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, que dijo que el PP "hace todo lo posible para que España salte por los aires". Y Zapatero señaló que no perdona al PP que esté tratando de minar la confianza en la economía nacional.

Por su parte, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, sugirió que Zapatero podría verse obligado a convocar elecciones anticipadas tras el recrudecimiento de las dudas sobre la solvencia de España.

Los analistas señalan que los fondos son suficientes para rescatar a economías pequeñas como Grecia, Irlanda o Portugal, pero no de España o Italia. Mientras tanto, The Economist aseguró que el presidente español es "la clave" para evitar el colapso del euro, ya que lo que ocurra en España es "crucial" para la moneda, por lo que le reclama que "reavive las reformas".

  • 1