Local

'El Metro cambiará la movilidad y los comportamientos familiares y sociales'

Luis García Garrido. Consejero de Obras públicas y transportes de la Junta de Andalucía. Asegura que la línea 1 es la obra pública más importante en la historia de Sevilla, así como en Andalucía y en España. Su puesta en marcha será una "auténtica revolución". Tras muchos años de esfuerzo, agradece el trabajo "de todos".

el 16 sep 2009 / 00:48 h.

TAGS:

-Por fin, consejero. El Metro es ya realidad.

-Ahora sólo nos queda decirle a la concesionaria que tiene que cumplir el contrato, que se dé un buen servicio, de calidad, que todo esté muy limpio, que se cumplan los horarios? Nos toca tutelar la concesión.

-¿Qué pensó cuando supo que tampoco se iba a cumplir el último plazo, el del 20 de diciembre?

-Pues que qué le íbamos a hacer. Contra esas cosas no hay que revelarse, hay que asumirlas porque es absolutamente irremediable. El retrasar un proyecto tan importante, con tanta gente trabajando, con tantos recursos, con tanta ilusión, tecnología y esfuerzo no te alegra.

-¿Qué ha sido lo más duro de los cinco años de obra?

-Prefiero quedarme con los buenos ratos, pero la caída de la viga fue un mal trago. Se resolvió bien por sus posibles consecuencias por los daños que podía haber causado a los ciudadanos.

-Es un éxito que la obra no registrase ningún accidente laboral grave.

-Eso hay que ponerlo en valor porque ha habido momentos con más de 1.600 personas trabajando simultáneamente en 18 kilómetros y en una obra compleja. Hay que reconocer la labor de la empresa y, sobre todo, de los sindicatos.

-¿Han valorado los efectos de la puesta en marcha de la línea 1? ¿En qué media reducirá los atascos?

-En la medida en que los ciudadanos quieran usar el transporte público en detrimento del vehículo privado se va a notar que en la ciudad entrarán menos coches y cambiará la movilidad de mucha gente, incluso los comportamientos familiares y sociales. Por ejemplo, se conectan centros universitarios como la Fábrica de Tabacos, la nueva facultad de Derecho en la zona de Económicas y la Pablo de Olavide. Facilitará mucho la movilidad del trabajador y del estudiante. Al final, tanta ilusión, porque esto casi era un sueño, tiene frutos y se cumple.

-¿Será una revolución?

-Es la obra pública más importante en la historia de esta ciudad, en Andalucía y yo diría que en España, porque el esfuerzo no sólo es para el área metropolitana de Sevilla, sino que estamos empeñados en hacer un metro en Málaga y Granada, en hacer el tranvía en Jaén, los estudios de Jerez, Córdoba, Campo de Gibraltar, Huelva y Almería. Será una auténtica revolución para la movilidad.

-El Metro de Sevilla potenciará muchísimo el uso de la tarjeta del Consorcio, ¿qué repercusiones tendrá?

-El hecho de ver a un gaditano, granadino o del campogibraltareño utilizando el transporte público de otra área metropolitana hace que Andalucía sea una tierra más unida, más fuerte. El día del ensayo me hizo mucha ilusión ver personas con tarjetas de otros consorcios, como el de Cádiz, en el Metro. Tiene una importancia transcendental porque todos se van a sentir parte de una tierra más unida.

-¿Se podrá usar algún día la tarjeta de Tussam en el Metro?

-Hay diferentes operadores con sus precios, soportes y características. De Renfe no se pasa a Tussam o de éste al urbano de Dos Hermanas, pero hay una tarjeta que sobrevuela todos los transportes del área metropolitana y todos los consorcios de Andalucía, la del Consorcio de Transportes de Sevilla. Eso es muy importante, presupuestariamente, tecnológicamente y desde el punto de vista de la integración. El sevillano se puede montar en el transporte de Málaga, por ejemplo.

-¿Se podrían modificar con el tiempo las tarifas?

-Claro que se pueden revisar. Vamos a ver cómo va este sistema. Hay que garantizar un nivel de rentabilidad social y analizar otros servicios. Las tarifas se ponen y se revisan, si se cambia hasta la Constitución (ironiza).

-¿Han puesto muchas pegas los ayuntamientos?

-También han hecho su esfuerzo por este proyecto. Las cosas han sido difíciles, no sabía que iba a tener tantos problemas en el camino, pero al final bien está. Hemos llegado con el nivel de exquisitez que queríamos darle al servicio, para que no falle nada, aunque eso no significa que hoy o mañana no se caiga una papelera. Los trabajadores de la consejería y de la empresa han hecho un gran esfuerzo, es el primer metro que se construye en Andalucía y la primera vez que la Administración se encontraba con un proyecto como eso. Y no sólo nos hemos metido en un metro, sino en tres, más los tranvías.

-¿Podría concretar cuándo se abrirán las estaciones de Puerta de Jerez y las tres que faltan de Montequinto? ¿En junio, agosto??

-La horquilla que nos ha dado la concesionaria es el verano y no vamos a violentarlos más. Queremos abrirlas lo antes posible porque cuanto más servicios tengamos mejor para los ciudadanos y a la concesionaria le viene bien tener más usuarios. Las obras están muy avanzadas en Montequinto y en la Puerta de Jerez ya están las escaleras, el pavimento y los postes de las puertas de andén. El trabajo importante está en el distribuidor de la estación, arriba, y en las dos plantas del parking. Es impresionante.

-No le gusta hablar de las líneas 2, 3 y 4, pero ¿es posible hacer lo que apunta el alcalde, abrir por tramos como si fuese una espina de pescado?

-El proyecto nos dice el trazado, el alzado, si va en superficie a 30, 40? metros bajo tierra. Para hacer un tramo hay que saber antes dónde irá el siguiente. El modelo del transporte público del área metropolitana de Sevilla va a seguir siendo mayoritariamente el autobús, es el que mueve más ciudadanos y se seguirá usando. Hay que mezclar el tranvía, el autobús, el Cercanías, el Metro? Ahora mismo no estamos en condiciones de saber cómo va a ser. Eso va a requerir un cierto nivel de conocimiento de los proyectos y decidir cómo abordarlo lo antes posible. Tenemos que ver el uso que tiene el Metro, estimamos 14 millones de viajeros al año, y la rentabilidad de una inversión pública muy importante. Estoy convencido de que los números, sin precedentes, se cumplirán, pero necesitamos tener todos los datos y los proyectos, que darán rigor. La ventaja es que conocemos mucho mejor el subsuelo. Hay que apostar por la conexión con el tranvía municipal, con los autobuses y los trenes. Es el gran debate que tenemos que tener porque lo primero es la vocación metropolitana aunque sea dentro de la ciudad de Sevilla.

-¿Sería más caro abrir por tramos?

-No le podría decir. No sabemos cuál es el modelo más razonable: una línea nueva con conexiones con la otra o prolongaciones que vayan hacia la foto final del mapa que aprobó el consejo de Gobierno en su día.

-¿Cuándo se sabrá el presupuesto de la línea 1? ¿A final de año?

-Creo que lo resolveremos antes, pero hay que ver qué últimas inversiones se han hecho.

-¿La línea 1 saldrá por más o por menos de 600 millones?

-Contesté a eso con una cosa que no gustó: en el entorno de 600 millones, dije. Todavía estamos ajustando las cuentas con la concesionaria, con el rigor que el dinero público exige. La empresa tendrá que resolver hasta el último día qué inversiones hizo y nosotros las discutiremos o no y sabremos los costes.

  • 1