Local

El Metro empieza a limpiar el río bajo el puente de San Juan

Tres semanas después de que Fomento apuntase que la mala calidad de las aguas del Guadalquivir podría deberse a las obras del Metro, éste ha comenzado la limpieza del lecho. En concreto, bajo el puente de San Juan, donde se construyeron islas artificiales. La draga se hará mediante una barcaza

el 15 sep 2009 / 15:58 h.

TAGS:

Tres semanas después de que Fomento apuntase que la mala calidad de las aguas del Guadalquivir podría deberse a las obras del Metro, éste ha comenzado la limpieza del lecho. En concreto, bajo el puente de San Juan, donde se construyeron islas artificiales. La draga se hará mediante una barcaza.

Las empresas que se encargan de la construcción de la línea 1 del Metro empezaron ayer la limpieza y la restitución del cauce del río a la altura del nuevo puente metálico de San Juan de Aznalfarache, infraestructura para la que fue necesario realizar unas penínsulas artificiales desde ambas márgenes del río para fijar la cimentación de las pilas del puente. Precisamente por esta obra, técnicos de Fomento apuntaron que la arena dejada por el Metro podría estar obstaculizando el curso de las aguas.

No obstante, ésta es sólo una de las causas que se barajan para explicar la turbidez del Guadalquivir, junto a la influencia de las mareas, el viento y los dragados.

Ante la llamada de atención de Fomento, el Metro va a retirar ahora el material que se pudo quedar en el cauce, para lo que usará una draga sobre una barcaza. Lo que se extraiga, fundamentalmente gravas y arenas, será depositado en tierra para su secado y posterior retirada o reutilización, según explicó ayer Ferrocarriles Andaluces, dependiente de la Junta.

Este organismo del Gobierno andaluz también añadió que toda la operación de limpieza del río se llevará a cabo con las medidas preventivas necesarias, tanto desde el punto de vista de la seguridad como medioambiental.

Los técnicos del Cedex (Centro de Estudios de Experimentación de Obras Públicas), dependiente del Ministerio de Fomento, expusieron a principios de mes en la reunión de la mesa de seguimiento del río que una de las posibles explicaciones a los elevados niveles de barro y partículas -el doble de lo habitual- es que la obra de la línea 1 hubiera dejado residuos que afectan al normal discurrir del Guadalquivir.

Los especialistas afirmaron que la "única modificación de peso" que ha sufrido el lecho del río en los últimos tiempos es la provocada por la obra del puente de San Juan. Dicha obra obligó a llevar mucha arena al río que, supuestamente, no se habría retirado convenientemente. No obstante, el Cedex aclaró que esto era sólo una hipótesis.

También planteó que, entre otros factores, ese agua turbia se puede deber a fuertes vientos de levante, que provocan mareas interiores que habrían removido el río y dejado en él, además, más sal de lo normal, un auténtico veneno para el cultivo de arroz.

  • 1