martes, 19 febrero 2019
14:38
, última actualización
Local

El Metro tendrá en verano menos trenes y el mismo horario

Este mes se ha registrado casi el doble de viajeros que el pasado año.

el 24 jun 2010 / 17:37 h.

TAGS:

Acabó el curso universitario y el escolar, muchos usuarios del Metro se van de vacaciones y otros empiezan la jornada intensiva. Los horarios cambian y aumentan los desplazamientos por ocio. Por eso, la línea 1 ya ha estrenado su horario de verano, que sólo modifica sus frecuencias de paso para adecuarlas a la demanda. Habrá en servicio uno o dos trenes menos, así que los viajeros tendrán que esperar más en los andenes.
Como en otros metros españoles, desde el pasado 14 de junio está en funcionamiento el servicio de verano, que estará vigente hasta el 12 de septiembre. En concreto, se fijaron dos periodos regidos por frecuencias de paso diferentes: el primero engloba del 14 de junio al 18 de julio y del 30 de agosto al 12 de septiembre, mientras que el segundo abarca del 19 de julio al 29 de agosto.

En el horario actual, los trenes circularán en días laborables y viernes con una frecuencia similar a la del servicio de invierno en horas valle, mientras que en las horas punta (de 07.30 a 09.30 horas y de 12.30 a 15.30) la frecuencia pasa a ser de 5 a 6 minutos, un minuto más que en el horario del servicio de invierno para este tramo horario.

Las frecuencias de trenes en sábados, domingos y festivos se mantienen idénticas al invierno.

Del 19 de julio al 29 de agosto, los trenes circularán en días laborables con frecuencias propias de hora valle: de 12 a 13 minutos en los tramos horarios de apertura y cierre del servicio, y de 6 a 7 minutos el resto del día.

Los viernes también se mantendrán las frecuencias de hora valle y desde las 23.00 horas a las 2 de la madrugada, la frecuencia será de 15 a 16 minutos. Una espera considerable.

Los sábados, los trenes del Metro circularán con una frecuencia de 6 a 7 minutos de 8.00 a 21.00 horas, y cada 12 o 13 minutos en los tramos de 7.30 a 8.00 y de 21.00 a 23.00. Desde las 23.00 hasta las 2 de la madrugada, la frecuencia de paso será de 15 a 16 minutos.

Domingos y festivos mantendrán la misma frecuencia que el servicio de invierno: de 12 a 13 minutos de 7.30 a 8.00 horas, de 6 a 7 minutos de 8.00 a 21.00 horas y de 12 a 13 minutos de 21.00 a 23.00 horas.

Durante todo el verano, el Metro estará abierto en el horario habitual: de lunes a jueves de 6.30 a 23.00; viernes y vísperas de festivo de 6.30 a 2 de la madrugada; sábados de 7.30 a 2 de la madrugada, y domingos y festivos de 7.30 a 23.00 horas (se indica la hora de salida del último tren desde las estaciones de cabecera para ir recogiendo a los usuarios del resto de estaciones).

Según los responsables del Metro, las nuevas frecuencias son una consecuencia "del cambio de hábitos producido por la llegada del verano". El fin del periodo escolar, el comienzo de las jornadas laborales intensivas o el aumento de la actividad de ocio son los motivos que propician que el Metro se ajuste a las nuevas demandas y hábitos de movilidad.

El cambio en la frecuencia de paso con la llegada del verano ya se realizó el pasado año, pero entonces la demanda era mucho menor. No en vano este mes de junio se registró una media de unos 44.000 viajeros en días laborables, frente a los 23.000 del mismo mes de 2009.

Hasta el pasado mes de abril, cuando el Metro cumplió un año, los trenes recorrieron 1.706.380 kilómetros, lo que equivale a una vuelta al mundo cada once días.

  • 1