Local

El Metrocentro comienza las pruebas en San Bernardo, con la llegada de cuatro nuevas unidades desde enero

el 28 dic 2010 / 14:29 h.

TAGS:

Foto: J.M Cabrera
El Ayuntamiento de Sevilla ha dado este miércoles el pistoletazo  de salida para la fase de pruebas en tensión de las actuales unidades  móviles del tranvía ligero Metrocentro en su tramo de ampliación, con  el traslado de uno de estos vagones hasta el apeadero de San Bernardo  para el comienzo de las probaturas desde este punto hasta su actual  parada terminal en el Prado de San Sebastián.

En rueda de prensa con motivo de este acto, el alcalde de Sevilla,  Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE) --que ha comparecido acompañado  del concejal de Movilidad, el socialista Francisco Fernández--, ha  anunciado además que la llegada de cuatro nuevas unidades móviles,  dotadas con tecnología ACR que permitirá prescindir de las  catenarias, se llevará a cabo progresivamente desde la última semana  de enero de 2011.

Estos nuevos convoys sustituirán a los vagones actuales con coste  cero para el Ayuntamiento --"hemos tenido una relación muy intensa  con la empresa suministradora (CAF-Santana), a la que hemos esperado  que desarrollaran esta tecnología, y nos la debían", ha asegurado el  primer edil hispalense--, que únicamente tendrá que acometer labores  de adaptación de recrecimiento de los andenes de las paradas en 12,5  centímetros por cada lado, ya que las nuevas unidades son 25  centímetros más estrechas (de 2,65 a 2,40) y se pretende seguir  facilitando el acceso en las condiciones actuales al vehículo. Ello  supondrá suspender el servicio durante un fin de semana.

Según ha recordado Monteseirín, la estrechez de las nuevas  unidades permitirá "ampliar el horizonte de futuro" en lo que se  refiere a próximas ampliaciones del Metrocentro por calles más  angostas del casco histórico, si bien la prioridad sigue estando en  la ampliación desde la estación de Santa Justa a la zona Norte del  centro, la Plaza de la Encarnación o sus proximidades; tanto los  términos de ésta como de la extensión desde San Bernardo hasta Santa  Justa están siendo estudiados, si bien el alcalde ha recordado que  "no me corresponde a mí hablar sobre ese futuro".

Así las cosas, a partir de marzo de 2011 el tranvía podrá contar  con sus nuevas unidades ya en funcionamiento, después de superar los  cursos de formación y las preceptivas pruebas en blanco que los  vagones vigentes han iniciado este miércoles, una vez que las  catenarias ya están electrificadas y la obra civil de tendido  ferroviario ya está terminada, lo que ha permitido la liberación de  vallado de obra en el entorno de San Bernardo y el edificio Viapol.

Por otro lado, Monteseirín ha confirmado que las catenarias se  eliminarán definitivamente en el tramo comprendido entre el Archivo  de Indias y la Plaza Nueva, que servirá de piedra de toque para las  nuevas unidades móviles, unos días antes de la Semana Santa de 2011.  Cuestionado por la eliminación de esta infraestructura en otros  tramos, ha señalado que "eso tendrán que verlo otros".

Por su parte, Fernández ha dado cuenta de los detalles más  técnicos, recordando que la ampliación contará con 885 metros de  longitud y una plataforma de césped de 365 metros que permitirá  eliminar el impacto visual y acústico. También ha explicado que en  marzo estará lista la reordenación de todo el frontal de la estación  del metro y de Renfe de San Bernardo, con la idea de conectar todos  los nudos de transporte de forma peatonal y un desvío por la trasera  de la estación del tráfico rodado.
 

  • 1