El microbús de La Rinconada se renueva

Subirán su frecuencia desde octubre y el servicio será objeto de una profunda reforma tras el convenio entre el Ayuntamiento y la empresa del sector Grupo Ruiz.

el 21 sep 2010 / 17:05 h.

El nuevo servicio, que permitirá paliar las deficiencias denunciadas por los usuarios en cuestiones de horario y calidad de los vehículos, se caracterizará por su adaptabilidad al crecimiento del pueblo, de manera que ampliará su cobertura a áreas residenciales de reciente construcción, polígonos y ubiaciones estratégicas para su conexión con las dos estaciones de  Cercanías. Se estima que los microbuses empezarán a rodar por el pueblo en octubre.

Otra de las ventajas responde al acuerdo alcanzado entre el Consorcio de Transportes del área metropolitana y el Ayuntamiento de La Rinconada , de manera que funcionará con la tarjeta sin contacto, como ya ocurre en Dos Hermanas y Alcalá de Guadaíra. De este modo, los habitantes de La Rinconada podrán montarse con la tarjeta sin contacto que usarán para los autobuses urbanos en las líneas interurbanas, en la flota de la capital hispalense y en el Metro de Sevilla sin tener que cambiar de sistema. Con ello, los usuarios del microbús ahorrarán 30 céntimos en el viaje y un 20% en los transbordos que hagan.

Los vehículos circularán por el casco urbano cada 30 minutos, en lugar de los 60 como ocurría hasta el momento. También habrá más paradas, de modo que se establecerán refuerzos con motivo del fin de semana o las vacaciones en puntos estratégicos para el ocio del municipio, como el parque de El Majuelo.

La nueva empresa identificará todos los puntos de recogida de pasajeros con 37 postes y ocho marquesinas, dos con información a tiempo real, y también se emitirán unos horarios de bolsillos para los usuarios. Igualmente, se van a ubicar dos pantallas táctiles en los puntos de mayor demanda y también se podrán consultar horarios y otros detalles de la prestación en la web de la propia empresa.

Para el cumplimiento del acuerdo, Grupo Ruiz adquirirá tres vehículos que contarán con sensores acústicos para invidentes, aviso de paradas y conexión a través de GPS con un centro de control que supervisará el correcto funcionamiento del servicio y que permitirá saber en qué lugar se encuentra el autobús en cada momento y, por tanto, será posible informar sobre posibles retrasos o incidencias que ocurran durante la ruta.

  • 1