Cultura

El Ministerio sigue sin cerrar plazos para el Bellas Artes y el Arqueológico

El director general de Museos andaluz, Pablo Suárez, se reunió en Madrid con su homólogo en el Ministerio con el fin de cerrar plazos para la puesta a punto de los dos museos más importantes de la ciudad.

el 15 sep 2009 / 06:50 h.

El director general de Museos andaluz, Pablo Suárez, se reunió en Madrid con su homólogo en el Ministerio con el fin de cerrar plazos para la puesta a punto de los dos museos más importantes de la ciudad. El Gobierno, que calla sobre el Bellas Artes, se comprometió a acometer la reforma integral del Arqueológico, pero sigue sin apuntarla en el calendario. Las fechas son importantes cuando ya se llega tarde a todo.

En octubre de 2006, Pablo Suárez ya anunció por primera vez que la Junta de Andalucía y el Ministerio -titular de los museos andaluces- acometería un plan de modernización integral del Museo Arqueológico de Sevilla que culminaría en 2010.

Con respecto a la petición de inversiones, fue el delegado provincial de Cultura, Bernardo Bueno, quien anunció el pasado mes de enero que "el Ministerio de Cultura acometerá en los próximos meses obras de emergencia en varias zonas dañadas del edificio y, paralelamente, implantará el Plan Museológico Integral para dinamizar este centro". Y así, se podría glosar un rosario de fechas caducas para la puesta en valor de la cenicienta de los museos andaluces, abandonado a su suerte mientras que, paradójicamente, está considerado el más importante de su género tras el Nacional.

Pues bien, la reunión ayer en Madrid entre Pablo Suárez y el director de Bellas Artes del Ministerio, José Jiménez, no sirvió para cerrar definitivamente un calendario de actuación para la ampliación del Bellas Artes y para la reforma integral del paupérrimo Museo Arqueológico, que este próximo otoño tiene el importante encargo de albergar la exposición conmemorativa de los 50 años del descubrimiento del Tesoro del Carambolo.

Pues bien, Jiménez -de cuyo departamento depende el futuro de los museos de nuestra ciudad- tan sólo se comprometió ayer a licitar el contrato correspondiente a la redacción del proyecto básico y de ejecución de la reforma del Arqueológico, un edificio de Aníbal González sometido recientemente a unas obras urgentes valoradas en 200.000 euros.

Jiménez rehuyó de nuevo a dar plazos de ejecución, aunque fuentes de la Consejería aseguraron que la licitación se producirá "en breve", para coincidir con el regreso al Arqueológico del Tesoro del Carambolo que, debido a las deficiencias del museo, se custodia en la caja fuerte de un banco y no puede ser contemplado en su escenario museístico natural.

La redacción de la futura intervención, pues, resolverá la naturaleza de las obras, el presupuesto y el plazo de intervenciones de cara al posterior proyecto de ejecución, que a su vez tendrá que ser ofertado a través de un concurso público que resuelva su adjudicación. De cualquier manera, y según aclararon las citadas fuentes, Jiménez habría aludido a una reforma definitiva del museo y no a otra mera intervención de urgencia.

El caso del Bellas Artes no es menos flagrante. Después del cumplimiento escrupuloso del calendario llevado a cabo por la Consejería de Cultura, que se ha encargado de elaborar el plan museológico -que presentó el pasado mes de septiembre-, el Ministerio sigue sin aprobar estos documentos que le fueron remitidos hace meses y que, según anunció la anterior ministra de Cultura, Carmen Calvo, estarían listos "en cuatro meses".

La Junta de Andalucía fue igual de ingenua cuando la consejera anunció en febrero que el convenio entre ambas instituciones se firmaría "en las próximas semanas". Ayer ni siquiera trascendió un compromiso en este sentido.

  • 1