Local

El ministro censura el 'corporativismo' del caso Mari Luz

Un día después de que los jueces de Sevilla alertaran de que los fallos del caso Mari Luz pueden repetirse, el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, calificó la advertencia de una "defensa corporativa difícilmente sostenible". Los magistrados insisten en la falta de juzgados. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 02:41 h.

TAGS:

R.Velis / Agencias

Un día después de que los jueces de Sevilla alertaran de que los fallos del caso Mari Luz pueden repetirse, el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, calificó la advertencia de una "defensa corporativa difícilmente sostenible". Los magistrados insisten en la falta de juzgados.

Fernández Bermejo no está dispuesto a asumir las críticas al sistema judicial. Ayer aseguró que la actuación de los jueces es satisfactorio y que, afortunadamente, no existen ese tipo de problemas que se han detectado en el caso de la pequeña Mari Luz. "Aquí ha existido una cadena de disfunciones muy grave", explicó, al referirse al hecho de que se haya tardado más de dos años en dictarse la sentencia de apelación y que se haya paralizado una ejecutoria que tiene pena por cumplir durante más de un año.

El titular de Justicia destacó que "no son normales" esas disfunciones y que, aunque son puntuales, "merecen la atención del Consejo General del Poder Judicial", que ya ha reaccionado con la apertura de una investigación sobre las causas de ese retraso. El CGPJ ya "se ha olvidado de cortinas de humo, de cadenas perpetuas y registros y, por fin, se ha centrado en lo que hay que centrarse", indicó Bermejo, en alusión al debate abierto por el portavoz del órgano de gobierno de los jueces, Enrique López, sobre la posibilidad de imponer cadena perpetua a determinados delincuentes.

Bermejo se dirigió directamente a los jueces sevillanos que alertan de que pueda repetirse: "Yo les diría que el sistema judicial funcionará mejor y los jueces tendrán mejor crédito si, ante hechos como éste, se reacciona con las herramientas disciplinarias que el reglamento prevé y se elimina cualquier duda de que exista respuesta". "Eso da crédito a las instituciones, que apliquen la ley en todo momento, también cuando quien la ha infringido son miembros de esas instituciones, sea del rango que sea", subrayó. Añadió que ésa es la forma de asegurar que las disfunciones que ha habido van a tener una respuesta, absolutamente fundada en derecho y con toda garantía, pero va a haber una respuesta".

Más juzgados. Frente a las críticas vertidas desde el Gobierno central, los jueces sevillanos volvieron a defender ayer su postura. El Juez Decano de Sevilla, Federico Jiménez Ballester, recordó que en diciembre de 2007 se celebró una Junta de Jueces de lo Penal, en la que se valoró la actual situación de esta jurisdicción y se acordó que era necesario la creación de dos juzgados más para aliviar la situación. La Junta sólo ha creado dos en diez años.

Ballester apuntó que, además del volumen de asuntos, lo que más ha aumentado desde el año 2000 son las ejecutorias "que han crecido en un 45%". Sin embargo, estas resoluciones "no son contabilizadas en el módulo de trabajo de los juzgados establecido por el Consejo del Poder Judicial", pese a la dedicación que requieren.

  • 1