Local

El mito de Carmen rinde pleitesía al baile flamenco

Lejos de pretender contar el mito de la popular cigarrera sevillana, Sara Baras nos propone un espectáculo colmado de imágenes hermosas que erige al baile flamenco en protagonista. Foto: Antonio Acedo.

el 15 sep 2009 / 12:06 h.

TAGS:

Lejos de pretender contar el mito de la popular cigarrera sevillana, Sara Baras nos propone un espectáculo colmado de imágenes hermosas que erige al baile flamenco en protagonista.

De esta manera, la popular bailaora, que aquí asume también el papel de directora, elabora una dramaturgia conceptual en favor del baile que recrea básicamente el personaje central. En ese sentido Sara Baras perfila una Carmen poderosa, dominante y plenamente contemporánea que, por encima de todo reclama su libertad de elección.

Todo en la obra gira en torno a este personaje y su decisión final y, para suplir la ausencia de elementos narrativos, el espectáculo se reviste de todo un entramado formal que colma la escena de efectos visuales.

Para ello la Baras no ha dudado en poner en marcha una fastuosa producción que no escatima recursos. En ese sentido, la apuesta por el gris y el diseño minimalista de la escenografía, junto con la elección del negro y el rojo como única nota de color en el vestuario, recrean un escenario radical que se funde con la determinación del personaje. La iluminación, en cambio, pretende potenciar los sentimientos dibujados por el baile aunque, como es habitual en los espectáculos flamencos, abusa de los tonos oscuros y a veces resulta un tanto efectista. Al igual que las coreografías grupales que, aunque permiten el lucimiento del cuerpo de baile, abusan de los efectos visuales que perfilan los trajes y los audiovisuales.

No obstante, la música interpretada en directo, aunque da poco sitio al cante, cumple a la perfección con su papel de realzar el baile.

Luis Ortega y José Serrano demuestran un auténtico dominio del compás y las tablas aunque, en realidad, el espectáculo está concebido para el lucimiento de Sara que construye un baile esencia, desnudo de recursos que nos impacta por su elegancia y su limpieza técnica.

  • 1