Economía

"El modelo europeo de rescate está muerto"

Ureta, de Renta 4, cree que hay que reestructurar la deuda pública.

el 16 feb 2011 / 21:04 h.

El presidente de Renta 4, Juan Carlos Ureta, se mostró ayer tajante al asegurar que "el modelo del fondo de rescate está muerto".

Así, defendió en una conferencia en Sevilla la necesidad de reestructurar la deuda de los países periféricos para atajar una de las turbulencias que más influye en los mercados financieros.

Ureta apuntó en este sentido que "para hacer una tortilla hay que romper los huevos" y se mostró optimista en que la Eurozona sea capaz de afrontar este reto.

Durante su alocución, el presidente de Renta 4, única compañía de servicios financieros que cotiza en la bolsa española, afirmó que tanto la economía mundial, "no así la española", como los mercados son tendentes a una mejora en 2011. "Vemos que el crecimiento global va a seguir, aunque todo apunta que lo hará a niveles inferiores que en 2010, pero superiores al 4%", señaló.

En cuanto a los mercados, destacó que "se irán estabilizando y tendiendo a la normalización", lo que vendrá acompañado de una reducción de deuda de los países que más la padecen, como EEUU y España. "El desapalancamiento está tocando ya a la deuda soberana y a la bancaria, se continúa con el proceso de capitalización de los bancos y debería ser el primer año de un escenario poscrisis, aunque en España no sea así, desgraciadamente".

De vuelta a los mercados, indicó que, a pesar de la mejora prevista, "somos conscientes de que en el camino habrá sustos y asimetrías". Para afrontar esta situación, Ureta apuntó como fundamental acogerse a "una disciplina de precios" a la hora de comprar y vender y "aprovechar los vaivenes del mercado".

Según su previsión, el Íbex 35 cerrará 2011 en el entorno de los 13.000 puntos y señaló ideas clave a tener en cuenta a la hora de invertir. Así, apostó por destinar un mayor porcentaje a la renta variable ante una inflación tendente al alza, ya que "es una cobertura".

También recomendó las materias primas "teniendo siempre en cuenta los precios" y los países emergentes, sobre todo tras las caídas sufridas por estos parqués en enero. "Es un momento interesante de compra".

Otra de sus apuestas para este año son las compañías globales ante una perspectiva de crecimiento mundial, es decir, valores relacionados con la alimentación, las energías o el petróleo. "La banca no es que no nos guste, pero tiene que estar en precio", explicó.

Si el selectivo español cerrara dentro de sus previsiones más pesimistas (alrededor de los 8.000 puntos), Ureta aseguró que sería momento de comprar. "El Íbex está bien ahora, mientras que otros selectivos como el Dax están caros, pero se debe al factor seguridad de la economía alemana". Una asimetría que, dijo, no sólo afecta a las bolsas, sino también a materias primas como el gas natural, muy bajo respecto al crudo.

  • 1