miércoles, 16 enero 2019
02:55
, última actualización

El Molino de Gines vuelve a girar

El Ayuntamiento de Gines interviene en las cocheras de la Hacienda El Santo Ángel

el 17 oct 2014 / 12:00 h.

En la actualidad se están remozando las cocheras y los senderos de los jardines de El Molino. En la actualidad se están remozando las cocheras y los senderos de los jardines de El Molino. En pleno centro de Gines, la Hacienda de El Santo Ángel –popularmente conocida como El Molino– se erige como un punto de referencia para una actividad que durante siglos ha sido el sustento del pueblo: el aceite. Después de que por el año 2005 el Ayuntamiento expropiara las tierras, este emblemático edificio ha ido mejorando gracias a las distintas actuaciones que persigue devolver el entorno al uso de la ciudadanía. Las cocheras es una de las últimas zonas de este inmueble de más de 3.000 metros cuadrados que está siendo remozadas para devolverle la vida a El Molino. A través de los Proyectos Generadores de Empleo Estable de este año, cofinanciados por el Ayuntamiento, la Diputación de Sevilla, la Junta de Andalucía y el Servicio Público de Empleo Estatal, se ha conseguido una inversión de 44.000 euros, con la que se ha contratado a una decena de personas, hasta ahora desempleadas, para realizar las obras. La intervención, que se espera termine a final de año, consiste en la retirada de la antigua cubierta de las cocheras para instalar una nueva, que cuente con el aislamiento correspondiente. También se están adecuando los paramentos de la estancia, que se volverán a enfoscar con mortero de cal una vez estén saneados. Las cocheras estarán listas para su uso una vez se realice la nueva instalación eléctrica, se cambien puertas y ventanas –perfectamente aisladas– y se disponga la nueva solería, del mismo material de la que había hasta ahora, con el objetivo de respetar la fisonomía del edificio. El lavado (profundo) de cara de las cocheras completa una serie de actuaciones –valoradas en más de 120.000 euros– que el Ayuntamiento lleva promoviendo desde hace tres años con tal de recuperar El Molino. Los senderos de los jardines también están renovando su aspecto estos días con una nueva pavimentación –que recuerda a la original. Todo ello con el objetivo de adecuar el edificio para realizar una gran intervención que consolide el edificio noble. Una obra que se hará gracias a que en julio el Pleno aprobó por unanimidad la aprobación de solicitar un anticipo reintegrable a la Diputación para poder financiar la inversión, que asciende a 404.300 euros. Aunque el objeto de la rehabilitación del inmueble era para darle uso como Casa Consistorial, según el alcalde ginense, Manuel Camino, una vez se consolide la estructura se le dará más uso que el de estancia administrativa. Bajo su sentir «conservacionista», el Ayuntamiento no pretende ampliar el edificio, sino que se va «a respetar tal y como fue». De hecho, lo que en su día fue la almazara se pretende convertir en un museo del aceite. Recuperar el conocido como El Molino no es ningún capricho consistorial. Camino asegura que el inmueble tiene una gran importancia para el pueblo, ya que es «un referente en torno a las haciendas del olivar», que durante mucho tiempo supuso el sustento de las familias ginenses y el desarrollo de la localidad.Un símbolo que se ubica en el corazón del municipio, junto a la parroquia Nuestra Señora de Belén, «con el que los vecinos sueñan con recuperar como espacio público», apunta Camino.  

  • 1