Local

El momento de la verdad de los grandes proyectos enquistados

Encarnación y Fibes deben abrirse durante el primer trimestre del año.

el 02 ene 2011 / 18:49 h.

El proyecto de la Encarnación, emblema del mandato, acumula años de retraso.

A no ser que ocurra una catástrofe, las obras de los dos grandes proyectos enquistados, el Metropol Parasol de la Encarnación y la ampliación de Fibes, terminarán en el primer trimestre de 2011, justo antes de las elecciones municipales de mayo. El crédito del PSOE está en juego.

Además, antes de la cita con las urnas deben empezar los trabajos del primer tramo de la SE-35, una de las asignaturas pendientes del Gobierno municipal de PSOE e IU. Su importancia es vital, ya que de la nueva ronda de circunvalación depende el desarrollo de muchos suelos de la ciudad y, por tanto, la construcción de muchas viviendas, gran parte de VPO, y la creación de miles de puestos de trabajo.

El alcalde, el socialista Alfredo Sánchez Monteseirín, ya anunció que el proyecto Metropol Parasol se irá abriendo "poco a poco", pero no será hasta marzo cuando esté completo: con el Antiquarium, el mirador, el restaurante, la plaza de la primera planta... Y es que la inauguración del mercado sabe a poco, aunque haya acabado con 37 años de provisionalidad.

Sánchez Monteseirín se juega mucho en este proyecto y, por ende, Juan Espadas, su sucesor como candidato del PSOE a la Alcaldía. Ha sido su gran apuesta, pese a las incógnitas que suscita un proyecto que acabará con casi cuatro años de retraso y con un coste de 89,7 millones (38,5 millones más de lo previsto).

La ampliación de Fibes, encomendada a Emvisesa porque ninguna empresa vio rentable el proyecto, es otro de los flecos del mandato municipal. Ya debió inaugurarse, pero habrá que esperar a marzo para cortar la cinta. Otra cinta.

Además, 2011 tiene que ser el año del fin de otras muchas obras que tienen la ciudad patas arriba y, sobre todo, el tráfico.

Los pasos soterrados de Cardenal Bueno Monreal con la Palmera y de la ronda del Tamarguillo con la avenida de Andalucía tuvieron que acogerse a dos prórrogas del plan de inversiones de la Junta, el bautizado como Proteja, así que, o terminan antes de mediados de año, o el Ayuntamiento tendrá que poner dinero, algo para lo que las mermadas cuentas municipales no están preparadas.

La ampliación del tranvía del Prado hasta el apeadero de San Bernardo también debe estar en marcha antes del 31 de marzo, así que se prevé otro estreno antes de las elecciones, al que se sumará el del parque de San Jerónimo con su nueva pasarela o la peatonalización del Cristina.

Lo que no podrá estar para esa fecha es la rehabilitación del antiguo mercado de la Puerta de la Carne y la estación de Cádiz, paralizados por la crisis, que parece no afectar a una Torre Pelli que sigue para arriba.

  • 1