Cultura

El momento de una cultura 'popular'

Mar Sánchez Estrella, próxima delegada municipal, tomará posesión del cargo en unos días y se enfrentará a numerosos retos.

el 04 jun 2011 / 20:16 h.

Tiempos de cambios. La arrolladora victoria del Partido Popular en las pasadas elecciones municipales y, por tanto, el cambio en el gobierno local afectará, sin lugar a dudas, a la gestión de las políticas culturales en la ciudad. Cultura, esa parcela que el Partido Socialista y la izquierda en general se arroga como terreno propio y amigo, cambiará de manos a finales de esta semana.

Esto ha generado no pocos temores en un sector acostumbrado ya al funcionamiento de los últimos ocho años. Y eso a pesar de los intentos por despejar estos miedos de quien será la nueva delegada del área, María del Mar Sánchez Estrella , que ha garantizado que habrá continuidad en los programas y no se romperá con las iniciativas que hasta ahora han funcionado.

La nueva responsable de Cultura -que comparte macrodelegación con Juventud, Deportes y Educación, como ya pasara en el Consistorio de los años 80- es una mujer de la plena confianza del nuevo alcalde, Juan Ignacio Zoido . No en vano, ocupaba el número tres de su lista, una cercanía que le dará la oportunidad de atraer hacia Cultura las atenciones que muchos temen que con el PP se pierdan.

Antes de las elecciones, en una entrevista concedida a este periódico, Sánchez Estrella lo dejó muy claro: "No vamos a hacer borrón y cuenta nueva". Su intención manifiesta es revisar el modelo del Instituto de la Cultura y las Artes (ICAS) , reducir el gasto en cargos de confianza y hacer una auditoría para conocer cómo han funcionado las actividades los últimos años.

La futura delegada avanzó entonces su propósito de unificar las direcciones de los festivales y de los espacios escénicos, con el objeto de ahorrar. Esta opción, que en la práctica parece difícil de encajar -no se antoja sencillo que una misma persona programe la Bienal, el Festival de Cine y Circada- deja en el aire el futuro de la amplia plantilla de directores del ICAS, que se reparten entre los certámenes y centros tan variopintos como el Casino de la Exposición, los espacios escénicos o el Centro de las Artes (caS).

A pesar del cambio de partido, algunos de estos directores han manifestado -tanto en público como en privado- que están a la espera de que se conforme la nueva corporación municipal para saber si se cuenta o no con ellos. En este punto, el nuevo equipo de Cultura debería tener en cuenta que los responsables que mejores resultados han cosechado en este mandato, como Antonio Álamo en el Lope de Vega o Javier Martín Domínguez en el Festival de Cine, han sugerido públicamente que no sería una decisión de ellos el dejar el cargo, por lo que parece que el cambio de color político no sería óbice para que siguieran desempeñando su función, algo que deberá ser tenido en cuenta por la nueva delegada.

Y es que Sánchez Estrella tomará posesión del cargo en días, pero con el verano de por medio, a la vuelta de vacaciones se encontrará con el Festival de Teatro, el de Cine y el Mes de Danza, citas claves para la temporada cultural de la ciudad. Para el certamen cinematográfico, que se celebra en noviembre, el equipo de Martín-Domínguez ya está trabajando en su programación -esta edición estará dedicada a Rusia-, por lo que lo más razonable parece que sería mantener, al menos este año, al director actual.No es el caso de la Bienal de Flamenco, cuyo máximo responsable, Domingo González, también está preparando su programación, aunque esta cita no se celebra hasta otoño de 2012, por lo que los cambios podrían ser más inminentes.Capítulo aparte son los festivales privados.

La directora del Mes de Danza , María González, confía en que el nuevo gobierno mantendrá los programas consolidados, como el suyo o el feSt, ambos con una partida presupuestaria comprometida por el Ayuntamiento para este año, que dan por hecho que se respetará. "En 2011 el Consistorio aportará 90.000 euros para el Mes de Danza, 20.000 menos que en 2010, pero por supuesto que contamos con ese dinero", añadió. Y no se aventura González al decir esto. La futura responsable municipal de Cultura se reunió durante la campaña electoral con la Plataforma de Festivales de Iniciativa Privada de Sevilla para transmitir a los empresarios que habría respeto a los certámenes y una idea de continuidad, en función de la valoración que se hiciera de sus resultados.

Pero más allá de los directores y las actividades, otros problemas mucho más acuciantes son los que esperan a Sánchez Estrella, como la situación de la red de teatros de gestión privada de la ciudad, que se encuentran en "estado crítico"."Las salas estamos muy endeudadas y al borde del colapso y la quiebra", expone el presidente de la Asociación Escenarios de Sevilla -que agrupa al gremio-, José María Roca. El dramaturgo recuerda que el ICAS lleva "demasiado retraso" en el pago de las ayudas concedidas en 2010, un dinero que asciende a 200.000 euros y que ya se han gastado. "La última parte de las subvenciones de 2009 llegaron hace unos días y todavía no se tiene noticias de las de 2010, cuando lo normal sería haberlas cobrado en ese mismo año o, a más tardar, en el primer trimestre del siguiente ejercicio". Y la situación no parece mejorar: "Estamos en junio y ni hemos cobrado 2010 ni han convocado las de 2011", relata Roca.

El presidente de Escenarios confía en que la llegada de Sánchez Estrella remedie algo esta situación. La asociación espera reunirse con la nueva delegada cuando asuma el cargo. En su opinión, la concejal popular "ha seguido muy de cerca los asuntos relacionados con Cultura mientras estaba en la oposición". "Ha reconocido que el ICAS no funciona bien y que es necesario ganar agilidad, por lo que esperamos mejoras", concluye.

Otro de los asuntos clave y más urgentes que deberá atender el PP será la cesión de la colección de arte de Mariano Bellver. El propietario lleva años negociándola con el Ayuntamiento y la Junta, aunque últimamente sus conversaciones se han centrado en la Consejería de Cultura para que sus cuadros acaben en el Palacio de Monsalves. Sin embargo, el acuerdo no termina de cuajar. El equipo municipal saliente le ofreció una sede cercana a la Catedral, si bien el coleccionista da por desaparecida esta oferta con la llegada del nuevo gobierno."Todavía no he hablado formalmente con ellos. Yo no voy a alterarme más. Me lo tomo con tranquilidad y que proteste Sevilla si al final no hay un acuerdo", avisa.

Sobre esta cuestión, Sánchez Estrella sugirió durante la campaña la posibilidad de exponer las obras en la casa del coleccionista mientras se amplía el Bellas Artes, una opción que el propietario califica de "antigua". "Hay que esperar a que entre el nuevo equipo y veremos".

Choques con la Junta. Las relaciones entre administraciones son otro punto importante, sobre todo en Cultura, donde los roces con la Junta han sido constantes en el último mandato, pese a ser del mismo color político.

El delegado provincial del ramo, Bernardo Bueno, garantiza que desde su departamento "habrá colaboración institucional y confianza mutua". A su juicio, las "todos los temas pendientes seguirán su curso normal", y los programas de colaboración en festivales y actividades seguirán tal y como han estado en años anteriores. "Yo estoy a disposición de la nueva delegada para cuando me solicite una reunión, una vez que le hayan hecho el traspaso de las tareas", apuntó Bueno, que también se refirió a uno de los temas que más choques le provocó con la delegada saliente, Maribel Montaño: "Yo no sé si el nuevo equipo mantendrá la intención de exponer el Tesoro del Carambolo en el Antiquárium.

Cuando me comuniquen algo actuaremos como hasta ahora", añadió el delegado, que recordó que también deberán hablar sobre la colección Bellver, "una cuestión a dos bandas". Pero sin lugar a dudas, la mayor incógnita que se le presenta al PP en materia cultural es el incierto futuro de la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo (Biacs).

Sánchez Estrella siempre se ha mostrado partidaria de mantenerla, si bien la delicada situación económica del Consistorio podría condicionar la continuidad de las ayudas de 500.000 euros por edición que recibe esta muestra.Y es que las deudas del ICAS y la delicada situación económica del Consistorio protagonizarán buena parte del primer año del mandato popular, que arrancará en días.

El traspaso de poderes es inminente. Maribel Montaño se ha puesto a disposición de la popular para explicarle la situación actual de los principales asuntos pendientes, según indicaron fuentes del ICAS, que recuerdan que la futura delegada ya conoce la realidad del departamento, puesto que ha formado parte del consejo de administración durante todo el mandato.

Harán falta al menos 100 días para hacer una primera evaluación de los nuevos gestores que capitanearán la política cultural de Sevilla. Hasta entonces, sólo hay deseos -los del sector, que espera que la llegada del PP no suponga una ruptura con la gestión anterior-, intenciones -las de la nueva delegada de mantener y elevar el nivel cultural de la ciudad- y temores, en concreto los de algunos que ven en los populares un modelo cultural algo más conservador. Y negar que hay ciertos reparos al modelo cultural que se le atribuye al PP sería engañarse. A pesar de gobernar ciudades con una vida cultural poco discutible, como Madrid, los populares arrastran este sambenito que ahora tienen la oportunidad de desterrar -especialmente en Sevilla, donde la izquierda los ha identificado con lo más rancio de la sociedad-. Y para muestra, un botón. Desde la victoria de Zoido, Twitter se ha llenado de comentarios jocosos sobre la llegada del PP. Y en cultura tampoco han faltado. Bajo la etiqueta zoidofacts, todavía se puede encontrar en esta red social: "Cabezas de cartel de Territorios 2012: Bertín Osborne, Manolo Escobar y Norma Duval". Sentido del humor no falta.

  • 1