Deportes

El momento ideal para que el Cajasol gane en el Carpena

El sólido Cajasol busca el cuarto triunfo seguido ante un Unicaja tocado.

el 13 feb 2010 / 22:31 h.

Sólo hay dos pabellones en toda la liga ACB en los que el Caja no ha ganado. Uno es el Multiusos Fontes do Sar de Santiago de Compostela, hogar del Xacobeo Blu:sens. Tampoco ha tenido la posibilidad, porque hasta el 18 de abril no jugarán los sevillanos por primera vez en la cancha del Obradoiro. El otro es el Martín Carpena de Málaga. El Caja ha ganado, aunque pocas veces (4 en 20 visitas), en la capital de la Costa del Sol pero nunca en esta emblemática instalación, donde acumula diez derrotas desde su inauguración en 1999. La condición de pista maldita se alarga incluso a la Copa del Rey, puesto que en la edición de 2007 el Caja de Manel Comas cayó en su debut, en cuartos, ante el Tau Cerámica. Es decir, once partidos, once derrotas. Algunas además, muy sangrantes, con saña, como el 98-50 del 22 de diciembre de 2006, la que es la mayor paliza que ha recibido el Caja desde su debut en la ACB en 1989.

Aunque con sensibles diferencias, este Cajasol de Joan Plaza comparte señas de identidad con el último Caja que ganó en Málaga, el de Javier Imbroda de la 98-99, muy sólido defensivamente, muy combativo. La clasificación para la Copa del Rey no ha distraído su marcha y se planta este mediodía en el Carpena, en la jornada previa de liga para la cita en el BEC de Barakaldo, con tres victorias seguidas, las que le permiten hacerse fuerte en la quinta plaza. Llega por tanto en forma, sin jugadores tocados y con el refuerzo del escolta panameño Rubén Douglas, que debe paliar ese déficit en el armamento exterior del juego de ataque que sufre el equipo desde el principio de temporada. Frente a esa línea de continuidad, un Unicaja que no ha plasmado en la cancha, salvo en partidos puntuales, el potencial que atesora, aunque no sea la plantilla excelsa de otras temporadas, sobre todo en lo que concierne a la dirección del juego, pero también a la zona, donde antes contaba con estrellas como Santiago o N’dong.

Ya ha dado de baja a Taquan Dean, Shammond Williams, Pooh Jeter... tiene lesionados a Saúl Blanco y a Joel Freeland, dos de las apuestas para esta temporada y para colmo, se ha visto obligado a apartar de la plantilla a su último refuerzo, Juan Dixon, que estaba dando un notable rendimiento, por un caso de positivo con nandrolona en un control en Grecia cuando jugaba con el Aris de Salónica, el club del que partió rumbo a Málaga. Dixon había sido clave en las últimas victorias, la última el pasado jueves en el Carpena en la Euroliga ante el Zalgiris donde colaboró con 16 puntos (86-68), el máximo anotador del equipo.

Sin Dixon ni Freeland (máximo anotador del equipo con 11,5 puntos de media), Unicaja, lógicamente, es un equipo más asequible, aunque sigue teniendo suficiente capacidad para ganar, más si juega en su pista. Tiene la cuarta producción ofensiva de la competición (78,3), por lo que la segunda defensa (67,19) tendrá otra vez un papel determinante.

  • 1