sábado, 16 febrero 2019
14:59
, última actualización
Local

El montaje de las seis setas será simultáneo para ganar tiempo

Los comerciantes del mercado se podrán trasladar a partir de agosto al parasol.Las instalaciones del nuevo mercado estarán funcionando entre el 10 y el 20 de septiembre.

el 13 jun 2010 / 19:57 h.

TAGS:

Urbanismo anunció recientemente que las obras del proyecto de Metropol en la Encarnación estarían finalizadas el 31 de diciembre de este año, según el nuevo cronograma de su arquitecto, el alemán Jünger Mayer. Para poder llegar a tiempo y cumplir los plazos, el Ayuntamiento va a abordar el montaje de la madera de los seis parasoles a la vez a partir de agosto, con hasta tres turnos de trabajo. Unos trabajos que también se van a simultanear con el ensamblaje del puente metálico que cruza hasta la plaza de la Encarnita.

Esa es al menos la intención del delegado de Urbanismo, Manuel Rey, quien espera que "entre julio y agosto se va a poder ver el puente metálico que va del parasol cinco al seis" y que será también en verano cuando se recubrirá de madera. Será en esos meses cuando la obra, con un retraso de más de año y medio por la modificación del proyecto, se intensifiquen. "Se va a trabajar en todas a la vez a partir de agosto", ya que hoy mismo "llegan las piezas metálicas" y gran parte de la madera finlandesa que recubrirá las setas "está aquí en su mayoría", aseguró.

De esta forma, se va a "retomar el trabajo del parasol dos" en breve, mientas que a principios de agosto se hará lo mismo con el número uno para, en el mismo mes, iniciar "el trabajo conjunto". "Hasta ahora lo hacían de uno en uno. Ahora hay dos grúas, al final del mes que viene una tercera y en agosto habrá varias más", según Rey, lo que permitirá que la obra recorte los plazos. No obstante, el modificado del proyecto está a falta de que el Consejo Consultivo le dé el visto bueno y, a partir de ahí, que se firme el nuevo contrato, donde se incluye el cronograma de la obra.

Uno de los escollos a los que se ha enfrentado la obra es la fabricación de las piezas metálicas en Alemania. "Ellos querían hacer todas las piezas metálicas allí, pero tenían tantos pedidos que no podían sacarlas con la suficiente rapidez", explicó el delegado. Urbanismo negoció y presentó "varias factorías españolas que les permitan fabricar estas piezas". Otro de los trabajos que se ha traído a España para poder ganar tiempo es el tratamiento del barniz a la madera que se hacía fuera. "Ahora se hace en el Polígono El Pino, pero para llegar a eso costó la vida", admitió.

De la aprobación del proyecto por parte del Consejo Consultivo también dependerá el que se pueda dar por concluida la obra de mercado a final de julio. "Si el Consejo Consultivo da el visto bueno al modificado de aquí a un mes, como esperamos, el mercado estará terminado en 15 días, con lo que estaría a final de julio la obra terminada". Con estos plazos, la idea de Urbanismo es que la mudanza a las nuevas instalaciones se produzca en agosto "porque dicen los comerciantes que les conviene", con lo que "entre el 10 y el 20 de septiembre estaría abierto" al público.

Un traslado que los comerciantes, que llevan 37 años en unas instalaciones provisionales contiguas a la Encarnación, ansían y que vieron retrasado con la paralización de la obra. Fue entonces cuando Urbanismo les prometió rebajas en los tributos y subvenciones directas. Pero, pese a este retraso, Rey aseguró que "el trabajo en el mercado está siendo muy intenso y va muy avanzado". De hecho, el edil sostuvo que los trabajos llevan un buen ritmo, pero que hasta ahora el ciudadano no lo ha visualizado porque ha estado centrado en el mercado que, también fue modificado al incluir unas sugerencias de los placeros, y no en los parasoles, a los que le llegará su turno en verano.

En cuanto al rendimiento económico del proyecto, cuyo coste se ha encarecido de los 51 millones de euros inicialmente previstos a los 89 millones por el modificado, Manuel Rey dijo que la intención es que durante un periodo de tiempo no se cobre a los sevillanos por subir a los parasoles. "Estamos trabajando para que durante un periodo de tiempo por concretar no se cobre por subir, un detalle más que oportuno tras sufrir las molestias de las obras durante tantos años. Como dijo alguien, las vistas las vamos a democratizar". Aun así, la previsión del Ayuntamiento es que el Metropol generará un volumen de negocio entre impacto directo e indirecto de 396 millones de euros en Sevilla, de los que 165 millones se lograrían sólo en su primer año de puesta en marcha, es decir, en 2011.

  • 1