jueves, 21 marzo 2019
06:31
, última actualización

El Mostachón de Oro va a Navarra

Este año ha sido premiado el farmacéutico Joaquín Giráldez, un utrerano que trabaja en Pamplona.

el 18 feb 2012 / 19:31 h.

Hasta Navarra viajará en esta ocasión el Mostachón de Oro 2011. Allí vive el utrerano Joaquín Giráldez Deiró, la persona elegida por parte de la Orden del Mostachón para recibir la distinción más importante que se concede en Utrera de forma anual, enmarcado en la categoría -de las dos existentes- que hace referencia a la labor de los últimos años.

El presidente de la orden, Antonio Cerdera del Castillo, explicó que lo que les ha motivado a entregar a Giráldez dicha condecoración es que el pasado otoño recibió la medalla Joaquín Bonal. La Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria es la encargada de otorgar la citada medalla siendo "la máxima distinción que concede y que, en los últimos 70 años, únicamente se la han dado a dos personas", remarcó Cedera.

Ante la "importancia" de ese galardón, "de enorme prestigio a nivel internacional", los miembros de la entidad utrerana han querido sumarse al reconocimiento a este hijo de Utrera, de 64 años de edad.

Además, en el caso de Giráldez, "el motivo de nuestro reconocimiento puede unirse igualmente a la importante trayectoria que ha venido desarrollando este paisano a lo largo de su vida, estando ahora a punto de jubilarse". No en vano, es director del servicio de farmacia hospitalaria de la Clínica Universidad de Navarra, así como profesor del departamento de Farmacia y Tecnología Farmacéutica de la Universidad de Navarra.

Doctor en Farmacia, es especialista en farmacia hospitalaria y en farmacia industrial y galénica, habiendo presentado 150 comunicaciones en congresos nacionales e internacionales, colaborado en más de seis decenas de libros y capítulos como autor y coautor, y publicado más de un centenar de artículos en revistas científicas nacionales e internacionales.

Al conocer la noticia, Giráldez se mostró "profundamente emocionado", ya que ha sido una "auténtica sorpresa para mí". "Estoy acostumbrado a recibir premios, pero ninguno como éste", comentó el utrerano, quien dijo igualmente que "mis familiares y mi equipo están también muy contentos".

Por otro lado, el Mostachón de Oro dedicado a reconocer la trayectoria de alguna persona o institución ha quedado desierto en esta edición. "Esto no quiere decir que no haya nadie que se lo merezca, sino todo lo contrario. Se presentaron varios buenos candidatos, pero ninguno logró la mayoría absoluta de los miembros de la orden, como indican los estatutos", explicó Cerdera.

Recuerdo especial. Durante la reunión mantenida por los integrantes de la Orden del Mostachón, también tuvieron un especial recuerdo para el recientemente fallecido Manuel Peña Narváez. Junto a otras personas, él fue uno de los fundadores de esta institución en el año 1964. En la orden ejerció como secretario hasta 1999 y con ella estuvo colaborando hasta el final de sus días.

  • 1