Local

El movimiento 15-M cumple este lunes tres meses con la vista puesta en el 20N, pero sin intención de formar un partido

Democracia Real Ya destaca la "concienciación ciudadana" y el  "carácter global" de las protestas como los mayores logros del 15-M.

el 15 ago 2011 / 11:40 h.

TAGS:

El movimiento 15-M , surgido a raíz de las manifestaciones  celebradas el 15 de mayo y convocadas por la plataforma ciudadana  'Democracia Real Ya ' (DRY) para mostrar la indignación de la  ciudadanía con la situación política, económica y social actual,  cumple hoy lunes tres meses de vida con la vista puesta en las  próximas elecciones generales, previstas para el 20 de noviembre,   pero reafirmándose en su intención de no participar en la política de  forma activa mediante un partido.

Según ha asegurado uno de los portavoces de DRY a Europa Press,  Carlos Paredes, el papel que tiene previsto desarrollar el 15-M de  cara a los comicios es el de "vigilar" a los candidatos y a los  partidos políticos, ya que la creación de un partido acabaría, a su  parecer, con la estructura horizontal característica del modelo  asambleario utilizado por el movimiento desde sus inicios.

"El 15-M es un movimiento muy incómodo porque señala todas las  miserias, que son muchas, y todas las contradicciones del sistema" ha  señalado, al tiempo que ha insistido en que van a estar "muy  pendientes de lo que digan los distintos candidatos" y tienen pensado  "señalar todos los errores y puntos contradictorios" de los  diferentes programas electorales.

Asimismo, Paredes ha asegurado que ya se ha abierto "un amplísimo  debate" en el seno de las diferentes facciones que conforman el 15-M,  entre las que se encuentra la plataforma a la que representa, sobre  las acciones a llevar a cabo con motivo de los comicios, aunque  "todavía no hay ninguna decisión tomada".

"CONCIENCIAR A LA SOCIEDAD"

Lo que en su día empezó, recuerda Paredes, como una manifestación  se ha convertido en un movimiento "que ha traspasado fronteras" y  cuyo máximo logro "indiscutible" ha sido "concienciar a la  sociedad".

"Iba a ser una manifestación y se ha convertido en un  movimiento  que no solo ha abarcado a todo el territorio español sino que se está  convirtiendo poco a poco en una protesta global", ha señalado, para  añadir que el alcance internacional de la conocida ya en el exterior  y en las redes sociales como '#spanishrevolution' es también uno de  sus principales éxitos.

En este sentido, el portavoz de la plataforma ciudadana ha  destacado que el movimiento ha logrado, tanto en España como fuera,  que "la sociedad de un golpe en la mesas y diga: hasta aquí". "Ha  conseguido abrir el debate político a la calle, que no sólo se  discuta de fútbol y conseguir que la gente hable en las plazas de lo  que realmente importa", ha defendido.

Aunque Paredes no ha querido hacer "autocrítica" de la evolución  del movimiento porque, a su parecer, no es a los 'indignados' "a  quienes les corresponde" llevar a cabo esta tarea sino a los  políticos, sí ha reconocido que "siempre hay aspectos en los que se  puede actuar mejor". Ha puntualizado, sin embargo, que "los aspectos  en los que puede mejorar el movimiento comparados con los que pueden  mejorar aquellos que llevan la batuta son tan nimios que pedirle  autocrítica al movimiento está fuera de lugar".

REACCION, NO ACCION

De esta forma, Paredes no ha querido pronunciarse sobre la falta  de propuestas concretas que se les achaca, si bien ha explicado que  el 15-M es un movimiento no de acción sino "de reacción" y que por lo  tanto, no es su objetivo principal elaborar peticiones concretas sino  entrar a formar parte del debate político y vigilar y reaccionar  "ante las medidas de aquellos que tiene realmente la obligación de  actuar".

El hecho de que los 'indignados' decidieran acampar en la Puerta  del Sol para hacer más visibles las demandas que habían reclamado en  las calles el 15 de mayo apenas una semana antes de las elecciones  municipales y autonómicas del 22 de mayo hizo que pronto entraran a  formar parte de dicho debate político, convirtiéndose en el principal  foco de atención durante los últimos días de campaña electoral.

Una vez celebrados los comicios, los acampados en la plaza  madrileña decidieron no levantar el campamento hasta no haber  reorientado el movimiento hacia las asambleas de los barrios,  comunidades y provincias y estructurado su funcionamiento a través de  las comisiones y grupos de trabajo.  

Fue finalmente el 12 de junio cuando abandonaron la plaza al haber  conseguido el consenso necesario tras sucesivas asambleas frustradas  por el desencuentro de los participantes, si bien no fue hasta el  pasado 2 de agosto cuando el kilómetro cero quedó totalmente  despejado, después de que la Policía Nacional desalojara a los  últimos indignados que se habían negado a respetar la decisión  consensuada por el resto y retirara el punto de información que el  movimiento había establecido en la plaza.

78 DIAS EN SOL

Durante esos 78 días, los 'indignados' han protagonizado dos  grandes manifestaciones en la capital, respaldadas por otras muchas  ciudades de España, la primera contra el Pacto del Euro el 19 de  junio y la segunda el 24 de junio para dar la bienvenida a los más de  500 caminantes 'indignados' protagonistas de las marchas que  recorrieron durante aproximadamente un mes la península camino a  Madrid.  

"El Pacto del Euro fue conocido entre la población gracias al  movimiento, así como el concepto de la prima de riesgo y cómo se  especula con ella. Los aspectos económicos ahora preocupan seriamente  a la población", ha afirmado Paredes.

La próxima gran cita 'indignada' tendrá lugar el 15 de octubre,  día para el que Democracia Real Ya ha convocado una gran  manifestación a nivel internacional, y que estará precedida por la  llegada, unos días antes, de la 'Marcha Bruselas' a la capital belga  mediante la cual los 'indignados quieren hacer visible ante los  parlamentarios comunitarios las quejas del 15-M.  

  • 1