sábado, 17 noviembre 2018
14:35
, última actualización
Local

El mundo dice adiós al visionario de la tecnología intuitiva

Creó el Macintosh en los 80 y el iPod, el iPad y el iPhone esta misma década. En plena madurez creativa, al frente del emporio Apple y de la mayor revolución informática, el cáncer se lo llevó a los 56 años.

el 06 oct 2011 / 00:01 h.

TAGS:

Steve Jobs.
Difícil de comprender, complicado para trabajar y considerado irreemplazable por muchos, Steve Jobs hizo de su vida un constante desafío tanto a las convenciones como a las expectativas establecidas. Acaba de morir el hombre que introdujo los ordenadores en las casas a finales del siglo XX; y que a principios de este siglo se sacó de la chistera uno detrás de otro el iPod, el iPhone y el iPad, todos ellos revolucionarias innovaciones en la informática, las comunicaciones y la nueva expresión de la vida en formato multimedia.

Así, al principio de su carrera simplificó la informática con la Apple II , una bonita computadora personal en la década de 1970; y en la década siguiente popularizó el Macintosh. Ya en este siglo, conquistó tres veces el mundo con el ipod en 2001, el iphone en 2007 y el ipad en el 2010. Fueron sucesivos éxitos que reformularon el mundo tecnológico.

Pese a años plagados de señales de mala salud, su renuncia a la presidencia ejecutiva de Apple Inc. en agosto de este año provocó un estremecimiento en todo el mundo. Jobs murió el miércoles a los 56 años.

El presidente del directorio de Google Inc., Eric Schmidt, lo describió para la agencia Reuters, citada por Europa Press, como "el presidente ejecutivo más exitoso de Estados Unidos en los últimos 25 años. "Él, como nadie, combinó el toque artístico con la perspectiva de un ingeniero para construir una compañía extraordinaria", dijo entonces.

La historia del hombre detrás de todos estos gadgets comenzó muchos años atrás. Tras abandonar la universidad, Jobs viajó a la India buscando una guía espiritual antes de fundar la empresa Apple, un nombre que él sugirió a su amigo y cofundador de la firma Steve Wozniak después de visitar una comunidad en el Estado rural de Oregón a la que se refirió como un "manzanar" (en inglés, apple orchard).

Con su pasión por el diseño minimalista y su genio comercial, Jobs cambió el curso del negocio de las computadoras personales durante sus dos períodos en Apple y transformó al mercado de la telefonía móvil.

El icónico iPod, el móvil iPhone y la tableta iPad son creaciones de un hombre conocido por ejercer un control cercano a la obsesión durante el proceso de desarrollo de un producto.
"La mayoría de los mortales no puede entender a una persona como Steve Jobs", dijo Guy Kawasaki, un exempleado de Apple que considera a su cofundador como "el más grande presidente ejecutivo de la historia", según dijo recientemente.

Carismático, visionario, implacable, perfeccionista, dictatorial. Ésas son algunas de las palabras usadas para describir la mítica figura de Jobs, quien quizá sea el mayor visionario que tuvo el mundo de la tecnología, al mismo tiempo que destacaba como un duro hombre de negocios. "Steve Jobs es el genio de los negocios de nuestra generación", dijo antes de la muerte de Jobs a este respecto la expresidenta de Ebay Inc. Meg Whitman.

Bill Gates, cofundador de Microsoft y alguna vez antagonista de Jobs, lo llamó la persona más inspiradora de la industria tecnológica, y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, lo señaló como la encarnación del sueño americano.
Es difícil imaginar una historia de mayor éxito que la de él, pero el rechazo, el fracaso y la mala fortuna han sido parte de quien llegó a ser. Jobs fue entregado en adopción al nacer, lo despidieron de Apple a mediados de la década de 1980 y el cáncer lo atacó cuando finalmente había vuelto a la cima.

Jobs fue criado por una familia adoptiva en Silicon Valley, que por entonces comenzaba a dejar de ser un lugar de huertos y se convertía en hogar de trabajadores de Lockheed y otras compañías de tecnología y de la industria militar.

Su amigo Bill Fernández le presentó al joven ingeniero Wozniak, y los dos Steves comenzaron una relación que dio a luz a la firma Apple Computer.

"Wozniak es un ingeniero brillante, pero no es un empresario, y ahí es donde entró la figura de Jobs", recuerda Fernández, quien fue el primer empleado de Apple.
"El rol de Steve Jobs estaba definido: tienes que aprender a ser un ejecutivo en cada una de las divisiones de la empresa para convertirte algún día en la persona más importante del mundo. Ése era su objetivo", bromeó hace poco Wozniak.

JOBS CREÓ APPLE DOS VECES. Una cuando la fundó y la segunda cuando regresó para salvar a la compañía, que ahora rivaliza con Exxon Mobil (que es una empresa petrolera) como la de mayor valor entre las que cotizan en Estados Unidos.
"Cada día para él era una nueva aventura en la compañía", dijo Jay Elliot, un exvicepresidente de Apple que trabajó cerca de Jobs en la década de 1980.
Elliot fue testigo de una agria disputa entre Jobs y el expresidente ejecutivo de la firma, John Sculley, con quien chocaba frecuentemente por ideas, productos y la dirección de la compañía.

El conflicto se extendió a una reunión de ventas en Hawai en 1985, donde chocaron con violencia, según Elliot. Jobs dejó Apple, argumentando que había sido despedido. Regresó a Apple casi una década más tarde como simple consultor. Poco después estaba dirigiéndola.

  • 1