El municipio baraja unir la Feria del ganado con la tradicional de septiembre

Mientras la muestra ganadera se ha cerrado con un gran éxito, la feria estival lleva años en crisis.

el 15 abr 2012 / 19:21 h.

El cambio de ubicación de la Feria Agroganadera de Los Palacios y Villafranca -que clausuró ayer la edición con la que ha cumplido la mayoría de edad- ha sido tan bien acogido por los palaciegos, que el comentario generalizado entre los casi 50.000 visitantes a la muestra es que podría unirse esta cita con la feria estival de la primera semana de septiembre, en evidente crisis durante los últimos años.

La idea no ha surgido espontáneamente entre los palaciegos, sino ayudada por varios factores. El primero, el éxito palpable de la feria del ganado al estrenar el recinto de la feria normal, junto al núcleo urbano y no en el Centro de Investigación y Formación Agraria (CIFA) -a tres kilómetros del pueblo-, como había ocurrido en los últimos 17 años. El segundo, que la feria de septiembre lleva más de una década en clara decadencia.

Unas veces culparon al calor sofocante de agosto, y por eso la desvincularon de las fiestas patronales en honor a la Virgen de las Nieves -el 5 de agosto-; otras, a la competencia hotelera que arrastraba en masa a los palaciegos, que han seguido yéndose también en septiembre. El tercer factor es la crisis económica, que empuja hacia todo lo que signifique recorte de gastos para ahorrar.

El caso es que esta crisis le ha clavado la puntilla a la cita de septiembre a la que la inmensa mayoría de los palaciegos le ha dado la espalda en favor del todo incluido. Tan es así, que la asociación de caseteros de Los Palacios, Cafer, lleva tres años debatiendo el necesario cambio de fecha. Ahora que el pueblo ha respondido con esta feria del ganado cambiada al recinto ferial y en la que se puede -al margen del negocio- beber, comer, visitar puestos de todo tipo y subir a los pequeños en las atracciones, como en una feria tradicional, el debate se ha reabierto.

El presidente de Cafer, Antonio Domínguez, reconoció ayer a este periódico que "la idea es aunar las dos ferias en una misma fecha". El debate es el mes. El verano está descartado por el calor y el éxodo a las playas. Abril, por el contrario, amenaza normalmente con chubascos como el de este fin de semana. Y mayo les parece a muchos saturado porque concurren las Cruces, la romería en honor de San Isidro y El Rocío. A pesar de todo, es el mes menos descartable, no sólo porque sea el que defiende el propio Domínguez, sino porque en la encuesta que se han encargado de hacer entre los 72 presidentes de casetas, más de un tercio apuesta ya por esta fecha. Los otros dos tercios se dividen entre dejar las dos ferias como están y aunar ambas pero en la fecha de la del ganado.

Al debate no sólo se ha sumado el propio equipo de Gobierno, que debate en privado la conveniencia de la unión, según apuntaron ayer fuentes cercanas al alcalde, Juan Manuel Valle (IP-IU), sino otras instituciones que participan de ambas ferias como la Cooperativa Nuestra Señora de las Nieves -que aglutina a un millar de agricultores-, cuyo presidente, Antonio Escalera, se mostraba ayer sorprendido por el éxito: "Yo no he visto en la edad que tengo una afluencia de público como la de hoy".

 

  • 1