sábado, 16 febrero 2019
11:29
, última actualización
Local

El Museo de la Ciudad recibe un fósil de ballena de hace 5,5 millones de años

Alcalá de Guadaíra esconde bajo sus calles los restos de sus primeros moradores, los que hace más de cinco millones de años estaban bajo las aguas del mar de Los Alcores, como lo atestigua el hallazgo de fósiles de conchas. Entre esos seres vivos se encontraba una ballena, cuyos restos conserva desde hace tres décadas el alcalareño Joaquín Cárdenas y que ha donado a la ciudad.

el 29 may 2010 / 19:14 h.

TAGS:

Un vecino ha conservado durante 30 años los huesos de esta ballena.

Los restos de este cetáceo tienen 5,5 millones de años de antigüedad, lo que significa que hace mucho tiempo había ballenas nadando en lo que hoy es Alcalá de Guadaíra y demuestra a su vez que la ciudad estaba cubierta por el mar. Los fósiles fueron hallados hace tres décadas en el término municipal alcalareño y Cárdenas, propietario de este ejemplar, acaba de cederlos al Consistorio para que los exponga en el Museo de la Ciudad.

El cetáceo pertenece a la familia Balaenopteridae del Messiniense superior. Los restos donados están formados por un neurocráneo parcialmente conservado y múltiples piezas del esqueleto postcraneal. En los restos también hay piezas de vértebras lumbares, cervicales e incluso de la extremidad superior, además de huesos que corresponden al húmero y falanges del cetáceo, así como piezas de las costillas de esta ballena, además de otros fragmentos óseos.

Al respecto, Cárdenas declaró que las piezas cedidas cumplen los requisitos legalmente establecidos sobre posesión de bienes propios del Patrimonio Histórico Andaluz. Asimismo, el Consistorio se compromete a notificar la cesión a la Consejería de Cultura, competente en materia de patrimonio histórico.

El fósil de cetáceo, una vez que se formalizó la cesión al Consistorio de Alcalá de Guadaíra en el pleno municipal del pasado jueves y tras un trabajo de montaje, limpieza y diseño de la museografía necesaria, quedará expuesto de forma permanente en una de las salas del Museo de la Ciudad. Además, el Ayuntamiento alcalareño se ha comprometido a conservar y mantener los restos para que lo disfruten futuras generaciones.

El Consistorio también ha informado que "estos restos serán el embrión de una primera muestra permanente sobre la historia de la ciudad que quedará instalada en la planta baja del museo".

A esta muestra podrían unirse muchos fósiles -como restos de organismos animales o vegetales con más de 10.000 años- que se han ido encontrando en los últimos años. La mayoría no han sido hallados por estudiosos sino por paleontólogos por accidente, es decir, desde obreros que reparaban una calle y trabajadores que excavaban en el campo hasta simplemente ciudadanos que en la margen de un antiguo curso de agua se toparon con un hueso u objetos que llamaron su atención.

Muchos de estos restos han sido cedidos al Ayuntamiento alcalareño, que dispone de una amplia colección de piezas, en su mayoría con la entidad suficiente como para organizar una amplia exposición sobre el pasado de Alcalá de Guadaíra. Por el momento, y mientras se consiguen más piezas de relevancia, la exposición de la ballena podría estar abierta al público a comienzos del próximo año 2011.

  • 1