viernes, 16 noviembre 2018
01:51
, última actualización
Cofradías

El negocio hostelero se agua

Las lluvias del fin de semana rebajaron las previsiones de venta de bares y restaurantes un 30%

el 02 abr 2012 / 19:47 h.

TAGS:

Se cumplieron los augurios para los primeros días de la Semana Santa y la lluvia aguó el negocio del fin de semana de bares y restaurantes, cuyas previsiones de facturación se rebajaron al menos en un 30% a causa de las precipitaciones. Así lo explicó ayer Pedro Sánchez Cuerda, presidente de la Asociación de Hosteleros de Sevilla, para quien el mal tiempo del sábado y del Domingo de Ramos ha sido "una pequeña decepción".

Establecimientos medio vacíos, veladores mojados... los nubarrones impidieron que bares y restaurantes lograsen los objetivos previstos para el arranque de la Semana de Pasión en un año que no se espera bueno.

Según Sánchez Cuerda, en lo que va de 2012 ya se han perdido un 10% de las ventas respecto al mismo periodo del año anterior por los efectos de la crisis económica, a lo que habrá que sumar la pérdida de negocio por el mal tiempo en semanas clave como ésta.

Con todo, el presidente de los hosteleros indicó que no hay una cifra de facturación global estimada para esta semana grande y que, evidentemente, las expectativas de un restaurante del Centro no son iguales a las que un bar de barrio. Las precipitaciones, por tanto, no afectan igual a unos y a otros.

Lo cierto es que las lluvias del pasado fin de semana afectaron, sobre todo, a los bares con veladores. En algunos de ellos, incluso se ha prescindido de personal que iba a ser contratado para estos primeros días de la Semana Santa.

En muchos establecimientos, sobre todo del Centro, los propietarios suelen reforzar la plantilla -e incluso hasta duplicarla- para atender el negocio durante la Semana Santa, pero si llueve esta contratación cae.

En cuanto a los hoteles, la lluvia no afectó, "por ahora", a la ocupación prevista. Manuel Otero, presidente de la Asociación de Hoteleros de Sevilla, indicó a este periódico que "de momento" las estimaciones se mantienen en un 60% de ocupación para el inicio de la Semana Santa y en un 75% para el Jueves, Viernes y Sábado Santo.

"Las precipitaciones no han provocado cancelaciones por ahora, pero estamos pendientes de las reservas de última hora, que sí dependen del cómo esté el tiempo", concretó Otero tras apuntar que las cifras de ocupación que se bajaran para esta Semana Santa son similares a las registradas en 2011. Eso sí, hay una diferencia: mientras que el año pasado todas las categorías hoteleras rondaban el mismo porcentaje, en este 2012, son los hoteles de dos estrellas los que mayor ocupación prevén con un 80%. La crisis no da para muchos lujos.

Por ahora, los hoteleros apuntan que aún quedan habitaciones libres para disfrutar de la Semana Santa en Sevilla, por lo que esperan que "las reservas de última hora puedan aumentar en estas jornadas que quedan hasta el Domingo de Resurrección".

  • 1