Local

El no a las bodas campestres

No sólo los partidos se olvidan de sus doctrinas. A veces también las administraciones religiosas, como puede que suceda con esa negativa de la diócesis a las bodas en cortijos...

el 15 sep 2009 / 08:05 h.

No sólo los partidos se olvidan de sus doctrinas. A veces también las administraciones religiosas, como puede que suceda con esa negativa de la diócesis a las bodas en cortijos. Porque, que yo sepa, en Teología se decía que en el matrimonio los operantes eran los novios y no el cura, que sólo hace de notario, con lo cual sólo podría prohibirse a éstos la asistencia y cosas parecidas.

En tiempos del Cardenal Segura lo solucionaban los ricos trayéndose a uno de otra diócesis. De todas formas, el caso recuerda lo que le pasó a Milán del Bosch la noche del 23-F, cuando ordenó el toque de queda y mandó los tanques a la calle para hacerlo cumplir sin darse cuenta de que todos los coches de Valencia funcionando a la vez no cabían en la ciudad.

Había visto demasiadas películas bélicas y el tiempo, de 1936 a 1981, se le había pasado en un santiamén. Aquí las películas las han visto quienes se casan y considerarán un agravio comparativo no poder realizar esas bodas campestres que ven en las películas, desde la de Robin Hood a las de Julia Roberts, con curas y pastores de todas las religiones. Y luego está la cuestión de los aparcamientos, los desplazamientos dificultosos desde la iglesia del Centro al lugar del convite? Este veto será papel mojado o camino hacia la celebración civil porque, ya se trate de tanques o de casamientos, la vida es la que, al final, impone las cosas.

Antonio Zoido es escritor e historiador

  • 1