Local

El nuevo consultorio de Marchena ya está listo para entrar en servicio

Todo está prácticamente listo para que el nuevo centro de salud de Marchena pueda entrar en servicio en breve, puesto que la empresa constructora del edificio entregará la obra próximamente. (Foto: El Correo)

el 15 sep 2009 / 03:45 h.

TAGS:

Todo está prácticamente listo para que el nuevo centro de salud de Marchena pueda entrar en servicio en breve, puesto que la empresa constructora del edificio, Casa Márquez-Conacón, entregará la obra al Servicio Andaluz de Salud (SAS) en los próximos días.

Por ello, próximamente técnicos del Ayuntamiento de Marchena y del SAS visitarán el inmueble para comprobar que todo está en orden y que la obra se entrega sin defectos de construcción. En los últimos días ya han estado en el nuevo edificio el gerente del área sanitaria de la zona, Salustiano Luque; el alcalde de Marchena, Juan Rodríguez Aguilera (PA); y el concejal de Salud, Manuel Ponce, según ha informado el Consistorio en un comunicado de prensa.

El actual equipo de gobierno ha introducido importantes mejoras en el proyecto del nuevo centro de salud para dotar de más espacio a las áreas de urgencia y personal. Según el concejal de Salud, "el espacio físico que tenían estas áreas en el proyecto original no estaba adecuado a la atención a las personas".

Esta reforma posibilitará que un mayor número de trabajadores puedan atender el área de urgencias, según Manuel Ponce, porque "se gana en espacio físico".

Esta decisión de ampliar los espacios se debatió en un pleno de finales de 2007, además, según recuerda el Ayuntamiento, las obras sufrieron un importante contratiempo inicial porque había que salvar el colector general de aguas residuales que pasa justo por debajo del inmueble del consultorio.

El nuevo edificio, que ha requerido una inversión de 2,6 millones de euros, dispone de salas de rayos X con muros emplomados para proteger de las radiaciones a los usuarios del centro, farmacia, almacenes, y urgencias que se ubican en la planta semisótano, con 600 metros cuadrados construidos. Por su parte, las consultas estarán en la planta baja, que tiene 1.200 metros construidos. La segunda planta tiene 900 metros y está aterrazada.

También destaca del edificio su luminosidad y las vistas sobre el conjunto histórico de la localidad gracias a las amplias cristaleras.

Una vez entregadas las obras por parte de la constructora a la Junta de Andalucía, llegará la fase de urbanización de los accesos exteriores que se simultaneará con la dotación de mobiliario y maquinaria del inmueble. También se habilitará una zona de aparcamiento para el personal sanitario y vehículos de emergencia con capacidad para unas 25 plazas.

  • 1