Local

El nuevo Gobierno portugués suspende el futuro AVE con España

Passos Coelho cumple su programa electoral e interrumpe el proyecto, aunque contempla su posible revisión con otros costes y calendario. En España las obras están muy avanzadas.

el 28 jun 2011 / 18:13 h.

TAGS:

El nuevo Gobierno portugués de Pedro Passos Coelho ha decidido suspender el proyecto ferroviario de alta velocidad que iba a unir  Lisboa y Madrid con el fin de ahorrar costes, aunque añade que podría  estar sujeto a reconsideración, según informó el Ejecutivo en su  programa de Gobierno remitido al Congreso.  Pese a la suspensión del proyecto, el Gobierno luso añade que podría ser reconsiderado, incluido su contenido y calendario, en  función de las nuevas condiciones.

En este sentido, el Ejecutivo añade que esta reconsideración debe  tener en cuenta la situación jurídica de los contratos ya firmados y  aclara que una eventual renegociación sólo puede proceder de una  evaluación en este sentido. Esta es una de las numerosas medidas de austeridad que el Gobierno  luso se compromete a llevar a cabo en su programa de Gobierno y que  van más allá incluso del plan de ajuste acordado con la Unión Europea  (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio del rescate de  78.000 millones de euros.

El Gobierno defiende que es necesario regresar "lo más pronto  posible" a una trayectoria sostenible en las finanzas públicas que  permita una economía "próspera y que cree empleo en el medio plazo". Asimismo, el Ejecutivo ha calificado este programa de "frugal y  realista", que busca poner fin a la situación de emergencia  financiera, económica y social que vive la economía. "El programa que  presentamos acredita la energía y la iniciativa de todos y cada uno  para que, con confianza, responsabilidad y transparencia, Portugal no  falle", añade.  

Entre otras medidas, el Gobierno anuncia su intención de vender  parte de su participación en empresas como Energias de Portugal y el  operador REN este año y, más adelante, la compañía aérea TAP y la  gestora aeroportuaria ANA. Además, reestructura el negocio del banco estatal CGD y privatizará algunos centros de salud y uno de los  canales de la RTP.  Asimismo, elevará el IVA en algunos productos, reducirá las  contribuciones de las empresas a la seguridad social, modificará las  fechas de algunos festivos y limitará las retribuciones de los  gestores públicos.

  • 1