El nuevo plan de movilidad anima a que el centro de Écija sea peatonalizado

La restricciones al tráfico en la avenida Miguel de Cervantes se encuentra entre las propuestas

el 15 ene 2015 / 12:00 h.

plaza-salon-ecijaEl avance de la revisión del Plan Especial para la Protección, Reforma Interior y Catálogo del Casco Histórico Artístico (Pepriccha) incluye un Plan de Movilidad Urbana Sostenible para Écija que plantea, entre otras medidas, la peatonalización del centro urbano y la restricción del tráfico en la avenida Miguel de Cervantes. Así, el mencionado plan tiene como uno de sus objetivos «establecer medidas de protección y conservación del casco histórico de Écija, junto con la integración de la movilidad sostenible como eje transversal en la planificación». De esta forma, se sugiere la peatonalización y templado del tráfico en el centro urbano, la restricción de tráfico en la avenida Miguel de Cervantes, el templado del tráfico según jerarquización viaria así como la gestión del aparcamiento. En concreto, se considera de especial importancia la restricción del tráfico en Miguel de Cervantes y la necesidad de un «tratamiento singular» para esta avenida. «El centro urbano es la zona más atractiva para un cambio de movilidad y donde será más eficiente este proceso», señala el avance de la revisión del Pepriccha, como justificación del progresivo acceso peatonal al centro de la ciudad. Los redactores de este avance, Fernando Beviá y Desiderio Sanjuán, manejan los conceptos de isla ambiental, un espacio de ocio y esparcimiento para el peatón en el casco urbano, y, sobre todo, el de supermanzanas, para redefinir la circulación en grandes superficies urbanas, de 400 por 400 metros, «partiendo de las distancias y el tiempo estimado de cuatro minutos que se considera normal para ir andando a comprar el pan», explica Beviá. Estas supermanzanas serían ámbitos urbanos de varias calles interiores que reducirían el tráfico en el interior al paso de residentes y vehículos comerciales, «y a unas velocidades de diez o veinte kilómetros por hora», y desplazarían el tráfico rodado a las calles exteriores, «dando preferencia al peatón» con un reparto del espacio del 70 por ciento para él y el 30 por ciento para los coches y no al revés como sucede ahora.

  • 1