Deportes

El nuevo presidente del Betis se reúne con Villar y Sánchez Arminio

Domínguez Platas viajó acompañado por el vicepresidente Fernando Casas y el consejero Antonio José Sánchez Pino.

el 02 abr 2014 / 21:21 h.

platas_villar_opt Domínguez Platas, con Villar (Foto: RFEF). Manuel Domínguez Platas, el nuevo presidente del Betis, se desplazó hasta la capital de España para entrevistarse, este miércoles, con el presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, así como con el presidente del Comité Técnico de Árbitros, Victoriano Sánchez Arminio. En su visita, Domínguez Platas estuvo acompañado por el vicepresidente Fernando Casas y el consejero Antonio José Sánchez Pino. Los dirigentes de la entidad heliopolitana se han presentado así ante el organismo rector del fútbol nacional y aprovecharon para mantener una reunión con su presidente que se prolongó durante algo más de una hora. Este encuentro sirvió para trasladar a la Federación Española la hoja de ruta del actual consejo e intercambiar opiniones sobre distintos aspectos que interesan al Betis, según el club. La comitiva verdiblanca aprovechó también el desplazamiento a Madrid para reunirse  con el presidente del Comité Ténico de Árbitros, Victoriano Sánchez Arminio. De este encuentro no ha dado detalles el club, aunque sobra decir que el malestar del Betis con los arbitrajes recibidos esta temporada es grande. No viene mal pasarse a ver a Sánchez Arminio para presentarse como nuevo presidente y, de paso, reclamar un poco de respeto.  Otra cosa bien distinta es cambiar algo que ni los años cambian. EL CONSEJO DE HERRERA. Hace poco, Eduardo Herrera, presidente de la Federación Andaluza, desvelaba esta conversación: «Aconsejé a Miguel Guillén que hablara con Sánchez Arminio, y yo lo haré también, para pedirle un poco de sensibilidad con una afición que tan mal lo está pasando, que se cuiden los sentimientos de una afición suficientemente castigada deportivamente, que sabe que su equipo va a bajar de categoría, pero que no merece que se le castigue también de esa forma desagradable».

  • 1