Local

El nuevo tesorero del PP avala a Bárcenas y Rajoy vuelve a callar

El líder popular evita mencionar la corrupción y carga de nuevo contra el Gobierno.

el 11 abr 2010 / 18:48 h.

TAGS:

Mariano Rajoy, presidente del PP.
El nuevo tesorero del PP, José Manuel Romay Beccaría, se sumó ayer a la línea oficial de su partido y, pese a los indicios que destapó el levantamiento de los 50.000 folios de sumario del Gürtel, defendió la gestión de su antecesor en el cargo, Luis Bárcenas.

Beccaría dijo "suponer" que las cuentas del partido tras la marcha de Bárcenas "estarán bien" y alegó que "no hay motivo para pensar otra cosa". "Seguro que ha hecho una buena gestión en todos los años que ha servido al partido", proclamó.

Lo hizo antes del comienzo del acto conmemorativo de la victoria electoral del PPdeG en las elecciones autonómicas de 2009, al ser preguntado por la implicación de Bárcenas en el caso Gürtel. Al respecto, subrayó que éste "defiende su inocencia" y añadió que serán los tribunales los que tengan "la última palabra".

Sobre su llegada al cargo, aseguró que lo asume "con sentido de responsabilidad" y admitió no saber "si habrá que cambiar demasiadas cosas". También destacó que él no es "un experto" en cuestiones de tesorería y admitió estar "preocupado" por sí responderá como "se espera de él".

"Por trabajo no será", garantizó Romay Beccaría y manifestó su intención de intentar trabajar "con eficacia", como lo hizo "siempre", y que buscará "servir a los intereses del partido y del país". De origen gallego y reconocido como uno de los mentores del presidente del PP nacional, Mariano Rajoy, y del jefe de filas de los populares gallegos, Alberto Núñez Feijóo, Romay Beccaría fue ministro de Sanidad con José María Aznar y desempeñaba desde hace unos meses la función de supervisor del nuevo código ético del PP.

Precisamente ayer, sus dos protegidos estuvieron juntos en un acto de celebración en Galicia. El presidente del PP viajó a Santiago para celebrar con el líder del PPdeG el aniversario de su primer año al frente de la Xunta, en la que entró tras ganar las elecciones autonómicas del 1 de marzo de 2009. Lo celebraron con un acto que los populares convirtieron en el mitin "más novedoso" de la historia "reciente" de Galicia. El PP pretendía hacer "algo diferente", un mitin colectivo "visualmente más atractivo".

Y fue en ese escenario en el que, una vez más, Rajoy se negó a mencionar la corrupción. El líder de los populares se limitó a cargar contra el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al que acusó de estar "obsesionado" con la oposición en vez de "gobernar España" y gestionar la crisis económica, por lo que dijo albergar sólo una "duda: cuándo va a convocar elecciones". En su intervención, Rajoy calificó el "famoso pacto de Estado" de Zurbano como la última gran mentira del Gobierno.

Por su parte, Fejióo sí aludió al Gürtel cuando dijo que "los que quieren hacer juicios paralelos temen a la democracia, que es la que traerá el cambio" de Gobierno en España "de forma clara, nítida y libre".
Recalcó que el líder nacional del PP "no decide con ruido ni dejándose llevar por él, sino con sentido común, con responsabilidad", y defendió que "nadie tiene el derecho de manchar la ilusión de miles ciudadanos".

  • 1