Deportes

El Numancia o un milagro en manos de un veterano

El Numancia no tiene ni un extranjero en su plantilla y se gastó la friolera de 300.000 euros para reforzar su plantilla en verano. Recién ascendido, sin un solo fichaje de relumbrón, sin el técnico del ascenso...

el 15 sep 2009 / 21:17 h.

El Numancia no tiene ni un extranjero en su plantilla y se gastó la friolera de 300.000 euros para reforzar su plantilla en verano. Recién ascendido, sin un solo fichaje de relumbrón, sin el técnico del ascenso... Quién le iba a decir que a estas alturas iría decimoquinto y que el descenso estaría a cinco puntos.

Empezó la temporada y el Numancia, candidato número uno para el descenso, recibió en Los Pajaritos al Barcelona, candidato número uno para el título. El pronóstico no podía estar más claro, pero hete aquí que los céntimos valieron más que los millones por un día y el débil batió al poderoso (1-0). A partir de ahí, el equipo soriano encadenó seis jornadas sin ganar, pero ya había mandado el primer aviso de lo que estaba por llegar: su estadio no iba a ser una fiesta para los visitantes. Allí ha conseguido 17 de sus 20 puntos y allí ha hallado el mejor remedio contra su presunta inferioridad respecto al resto de conjuntos de Primera.

La otra cara del Numancia, como bien puede deducirse de los puntos que ha obtenido en su feudo, es su vulnerabilidad cuando sale de Soria. La escuadra del veteranísimo Sergio Kresic (62 años lo contemplan) ha hecho nueve viajes y sólo se ha quedado con tres de los 27 puntos dirimidos. La agónica victoria en Montjuic (3-4) evita que el balance numantino sea de nueve derrotas en nueve partidos. Como epílogo a este resumen, los rojiazules también encajan más goles que nadie (24) cuando el estadio no es el suyo.

El resultado de esta mescolanza entre la fortaleza como local y la debilidad como visitante es una temporada muy digna, dignísima incluso. El Numancia sabe qué puede hacer y qué no debe hacer y ese camino, el único posible para los clubes que no acostumbran a poner muchos ceros a la derecha cuando fichan, lo ha conducido hasta la decimoquinta plaza de la Liga, con cinco puntos de margen sobre la zona de descenso. Y sin un solo extranjero en la plantilla, un hecho del que sólo pueden presumir ellos y el Athletic.

La trayectoria, por tanto, convierte en buena la difícil decisión que debió adoptar la directiva cuando el entrenador que los devolvió a Primera, Gonzalo Arconada, se comprometió con el Almería. La elección fue rápida y Sergio Kresic se hizo cargo de un equipo perfectamente compatible con su filosofía: el trabajo prima sobre el brillo. Su portería es la segunda más goleada de la Liga (36 tantos en contra), pero en la otrora Liga de las Estrellas tampoco se pueden pedir milagros todos los días, y que el Numancia esté como esté ya parece uno.

  • 1