Deportes

El Numancia y nada más

El Betis recibe al conjunto soriano tras una semana en la que se habló de todo menos de un partido que de nuevo es clave para el ascenso directo.

el 29 abr 2011 / 19:35 h.

Emana vuelve al once titular tras cumplir una sanción.
El Betis ha ganado siete de los diez últimos partidos y se ha embalado en la carrera hacia el ascenso directo a costa del Celta, al que aventaja en nueve puntos con sólo 21 en juego. El Numancia ha perdido nueve de los catorce partidos de la segunda vuelta y su objetivo más inmediato es asegurar la permanencia. El pronóstico parece cristalino, pero en Heliópolis y su entorno no se ha hablado nada del conjunto soriano durante esta semana y sí mucho del ascenso y de los dimes y diretes sobre el futuro del entrenador. Excepto la plantilla, a la que su técnico no permite salir de esa burbuja donde anda metida desde el principio de la campaña, el resto del mundo bético parece más pendiente de otros asuntos que de la competición, pero todo eso debe caer esta tarde al fondo del baúl de los recuerdos porque lo importante, lo único por lo que vale la pena discutir a efectos del Betis a día de hoy, son los tres puntos contra el Numancia.

Para el equipo de Mel y sus aficionados, todo lo que no sea centrarse en eso equivale a interferir en el camino hacia Primera, poner en peligro el ascenso y arriesgar el futuro del club. El míster lo sabe, cómo no, y por eso zanjó ayer con crudeza el debate sobre su renovación, resucitado a lo largo de la semana por el vicepresidente, José Antonio Bosch, y por él mismo, que también habló. Lo importante es el Numancia, dijo, y ante el equipo del exsevillista Unzué repetirá casi entera la alineación que le permitió vencer al Barcelona B y dar un paso que se intuye clave para descartar al Celta. Cuenta Mel con el inconveniente de que Juanma, autor de dos asistencias en el Miniestadi, es duda por un esguince de tobillo, pero al mismo tiempo tiene la ventaja de que recupera a Emana tras su sanción por acumulación de amarillas. Si el interior no se recupera (hoy se conocerá la convocatoria), el camerunés ocupará ese hueco; y si por el contrario está en disposición de jugar, el sacrificado que dejaría su sitio a Emana sería Jonathan Pereira.

El Numancia se presentará en el Villamarín con abundantes novedades tras la pésima imagen que ofreció ante el Recreativo. La falta de actitud que Unzué detectó en sus hombres la semana pasada le invita a cambiar y para empezar alineará a su pichichi, Barkero (14 dianas), tras cumplir su partido de sanción. Además, el míster ha probado con el exbético Sunny en la medular, Culebras en el eje de la defensa e Ibrahima como delantero.

La escuadra soriana viajó ayer a Sevilla con el objetivo de alimentar sus pocas opciones de alcanzar las eliminatorias de ascenso, de las que está separada por ocho puntos. El equipo de Unzué es pura irregularidad y si no está peor clasificado es por cierta solidez en Los Pajaritos, porque fuera de casa tiene un balance digno de un aspirante al descenso: sólo ha conseguido 11 puntos en 17 encuentros y apenas ha logrado tres victorias, la última el 6 de marzo en Córdoba. El Numancia tiene otra seña de identidad: o gana o pierde, pero rara vez empata, de hecho sólo lleva tres igualadas en toda la campaña y desde la última han transcurrido ya 25 jornadas.

El Betis no es nada irregular, de hecho es todo lo contrario, especialmente en su campo. Se trata del local más potente de la categoría, con 41 puntos de 51 posibles y un espectacular balance de +27 (41 goles a favor y 14 en contra). Por ahí pasa el apuntalamiento de un nuevo paso hacia Primera. Por ahí y no por calcular en qué campo o en qué jornada rematará el ascenso ni por discutir si Mel tendrá que bajarse tantos o cuantos euros para continuar en el banquillo.

  • 1