Local

El número de autónomos vuelve a crecer tras años de sangría continua

El año 2013 terminó en la provincia con 97.502 afiliados a este régimen, 1.337 más que al finalizar 2012. Aumentan los emprendedores en actividades científicas y comunicación aunque un tercio se dedica al comercio

el 11 ene 2014 / 23:30 h.

TAGS:

Ha sido, y sigue siendo, uno de los colectivos más damnificados por la crisis, asfixiado por la falta de crédito de las entidades financieras y la morosidad de las administraciones públicas y, aunque en menor medida, también del sector privado. Desde hace cinco años, el número de autónomos ha ido bajando porque las altas en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) no paliaban la sangría continuada de afiliados que se daban de baja a un ritmo vertiginoso. La tendencia parece haberse roto y por primera vez desde el inicio de la crisis, el número de autónomos ha crecido. En la provincia de Sevilla, el aumento registrado es del 1,4%, por debajo de la media andaluza (2,3%) pero por encima de la estatal (0,8%). El año 2013 terminó con 97.402 afiliados al RETA, 1.337 más que los existentes al final de 2012. camaraCon todo, el ritmo de recuperación es más lento que la rapidez con la que durante estos años se han quedado emprendedores por el camino. De hecho, el crecimiento registrado en 2013 es menor que el descenso producido en 2012 cuando Sevilla fue la provincia andaluza que más autónomos perdió, 1.981. Si a nivel andaluz los 10.457 autónomos más suponen recuperar los 5.199 perdidos en 2012 y duplicarlos, en Sevilla no es así pero supone romper una tendencia de caída que se prolongaba ya mucho tiempo. Los autónomos y la pymes representan el 95% del tejido productivo y tras una crisis que ha desmantelado las grandes industrias y empresas de sectores como la construcción, varias han sido las medidas adoptadas para fomentar el autoempleo que parecen empezar a dar ciertos frutos. El Gobierno central aprobó en septiembre una ley de apoyo al autoempleo que, entre otras medidas, extendió a todos los nuevos autónomos la tarifa plana de 50 euros en la cuota de afiliación a la Seguridad Social durante los primeros seis meses que en febrero creó pero solo para los menores de 30 años. La Junta, por su parte, ha anunciado la enésima reforma para agilizar los trámites burocráticos necesarios para poner en marcha una actividad, agilización que ya aprobó el Ayuntamiento en 2012 con una ordenanza para conceder licencias de apertura de negocio con una declaración responsable sin tener que esperar a permisos que se eternizan. La línea de crédito del plan de pago a proveedores estatal, al que se acogió el Ayuntamiento de Sevilla, y los calendarios de pago establecidos por la Junta buscaban paliar el problema de la morosidad que afecta a la liquidez de los autónomos aunque, según el último barómetro de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), en el caso de Andalucía no ha surtido del todo efecto ya que es la comunidad donde más tardan en pagar sus facturas: 140 días, muy lejos de los 30 que marca la ley y por encima de los 129 de media en el conjunto del país. A final de año, entre todas las administraciones (Gobierno central, Junta, Ayuntamientos y Diputaciones) debían 641 millones a los autónomos, la deuda más alta pendiente tras la de Cataluña. Los 97.503 autónomos sevillanos se dedican, principalmente, al comercio, que copa el 32,8% de los afiliados (32.032), seguido muy de lejos de la hostelería, con el 10,44% (10.187). Ambos sectores han crecido incorporando nuevos emprendedores que optan por esta actividad, en concreto 727 y 188 más cada uno (lo que supone un incremento de 2,3 y 1,9% respectivamente). Sin embargo, la construcción, que ocupa en la provincia el tercer puesto en número de autónomos (7.688) aún pierde afiliados (408 menos, una caída del 5,1%). La obra civil y la promoción privada sigue parada y no hay mercado. Sectores cuyo peso global es menor han experimentado, sin embargo, importantes crecimientos, como las actividades científicas y técnicas, que sumaron 537 emprendedores (un 8,4% más) y con 6.964 autónomos superan ya a la industria o el transporte y almacenamiento, que siguen perdiendo afiliados. También crece el autoempleo en la información y la comunicación, un sector muy castigado por el paro donde el trabajo asalariado es cada vez más sustituido por la prestación de servicios contratados. El año pasado acabó con 1.455 autónomos en este sector, 116 más que en 2012, un alza del 8,6%. Aunque las mujeres solo representan aún el 33,4% de los autónomos, en el último año, han optado por el autoempleo más que los hombres. De los 1.338 autónomos que ha ganado la provincia, 791 son mujeres. Las emprendoras han crecido un 2,5% frente al incremento del 0,9% de autónomos. Por contra, los planes para fomentar el autoempleo como salida para los jóvenes no tienen mucho efecto ya que solo el 9% de los autónomos sevillanos tiene menos de 30 años.

  • 1