Local

El número de intoxicados en Morón de la Frontera se eleva a 96 personas

Educación recalca que no todos los niños comieron lo mismo mientras Salud sospecha de una intoxicación alimentaria por salmonella.

el 23 abr 2010 / 17:36 h.

TAGS:

El consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, subrayó ayer que de los intoxicados el pasado miércoles en el colegio Luis Hernández Ledesma de Morón de la Frontera “había algunos niños que incluso no habían comido y tenían los mismos síntomas”. El titular de Educación recalcó que algunos miembros del centro escolar les informaron de este aspecto, aunque reconoció que deben ser los protocolos sanitarios los que determinen cuál fue el origen exacto del cuadro de gastroenteritis diagnosticado a casi un centenar de alumnos y a tres profesores. Sólo tres menores permanecían ayer ingresados.

Pese a que “no está claro” si los problemas que se han detectado tienen origen en el comedor, que es de gestión propia del centro escolar, la Junta de Andalucía decretó su clausura cumpliendo los protocolos sanitarios establecidos para estos casos”, insistió el consejero, quien incidió en que la “primera preocupación” es la salud de los niños, a quienes deseó que reciban “cuanto antes” el alta y se puedan incorporar.
“Hemos actuado con mucha rapidez y las familias deben sentir que la administración educativa no sólo está preocupada por estos asuntos, sino que está ocupada en ellos”, zanjó.

Un grupo de epidemiólogos del distrito sanitario Sevilla Sur se trasladó al centro escolar para tomar muestras de la cocina, el comedor y el personal del colegio con el fin de determinar qué provocó la intoxicación, aunque hasta pasados unos días no se conocerán con certeza las causas. En cualquier caso, la Consejería de Salud emitió ayer un comunicado en el que elevaba a 96 la cifra de afectados por la intoxicación, la mayoría escolares. Cuatro menores fueron ingresados el pasado miércoles en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla, de los que sólo uno permanece todavía en el centro hospitalario. Mientras, en el hospital de Valme hay otros dos niños ingresados, si bien su estado no reviste gravedad en ningún caso, según las mismas fuentes.

Los afectados presentan un cuadro de gastroenteritis –fiebre alta, vómitos y diarrea– sospechoso de “intoxicación alimentaria por salmonella, cuyo diagnóstico podrá ser confirmado una vez obtenidos los resultados de los cultivos de heces que se han realizado” como parte de esta investigación epidemiológica habitual, según el mismo comunicado.

Una vez que se tuvo conocimiento de la coincidencia de un grupo de personas con síntomas gastrointestinales y la posible concurrencia de un foco común, se puso en marcha el protocolo habitual en estos casos, de manera que se inició la pertinente investigación para confirmar la relación entre todos los afectados y detectar el origen de la intoxicación.

  • 1