martes, 11 diciembre 2018
23:41
, última actualización
Local

El número de nacimientos en la capital cae a niveles de hace dos décadas

La ciudad sufre su ‘año horribilis’ en natalidad con la peor cifra de bebés en casi 20 años, aunque el crecimiento vegetativo sigue siendo positivo gracias al descenso de las defunciones.

el 24 jun 2014 / 23:00 h.

TAGS:

Los nacimientos han descendido a cotas jamás vistas en los estudios del Instituto Nacional de Estadística. / Javier Cuesta Los nacimientos han descendido a cotas jamás vistas en los estudios del Instituto Nacional de Estadística. / Javier Cuesta Ni carritos de bebé ni biberones. Sevilla se cae de la cuna con otro descenso del número de nacimientos en 2013, el quinto año consecutivo, que hace que la capital registre su peor dato en 17 años, tantos como los que lleva el Instituto Nacional de Estadística (INE) analizando el crecimiento vegetativo de las ciudades. La ciudad contabilizó 6.692 nuevos nuevos sevillanos el año pasado, lo que supone una caída del 4,5 por ciento, algo inferior a la media nacional. Sin embargo, el problema que sufre la capital viene de más atrás: se tocó techo con 8.254 nacimientos en 2008 y, desde entonces, ha ido menguando el número de mujeres que han dado a luz. Tanto, que solo hay un ejercicio que se aproxima a los malos datos del pasado año. Fue en 1999, con un total de 6.999 alumbramientos. El resto de años siempre se ha superado la barrera de los 7.000 bebés. A la falta de nacimientos se une también otra circunstancia: los sevillanos tienen más repartos a la hora de acudir al altar o al juzgados a casarse. El INE refleja que sólo contrajeron matrimonio 2.334 parejas, el dato más bajo existente en el histórico, aunque con el matiz de que está en niveles similares y levemente inferiores a los de 2011 y 2012. Este detalle augura un futuro en el que los nacimientos seguirán sin repuntar. A estas alturas, se empieza a difuminar el efecto del boom demográfico del 80, que son los nuevos padres del presente. Ese descenso se detecta en el crecimiento vegetativo –que se obtiene de la resta de nacimiento y defunciones–, que se ha ralentizado hasta la mínima expresión en 2013: la capital sólo ha ganado 691 habitantes. Nada si se atiene a años anteriores. Ya son cuatro años de aminoramiento del ritmo, lejos de esos 2.000 sevillanos más por año que se obtenía en los primeros años de la crisis. El crecimiento vegetativo podría haber sido mucho inferior si no se cumplen doscircunstancias: ha habido una caída de la natalidad inferior a la media nacional (6 por ciento) y, principalmente, a un leve descenso, del 2,63 por ciento, de los fallecimientos. Sevilla sufrió 6.001 defunciones en 2013. En la provincia también hubo un descenso. Se produjeron 20.026 nacimientos y un crecimiento vegetativo de 5.392 personas, inferior a hace un año. La tasa de fecundidad es de 41,3 puntos (séptima en España), la natalidad es la tercera más alta (10,3) y la edad media para ser madre es de 30 años.

  • 1