Local

El obispo de Córdoba vuelve a dar discursos sexistas y homófobos

Monseñor Demetrio Fernández advierte de que “la ideología de género destroza la familia” y acusa a las escuelas y a los médicos de ejercer un "feminismo radical" contra los niños.

el 03 ene 2013 / 20:15 h.

TAGS:

En su última carta semanal dirigida a los feligreses, el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha vuelto a cargar contra la diversidad de género y contra cualquier tipo de familia que no sea la unión de un hombre y una mujer. No es la primera vez que lo hace. El prelado advierte de que "la ideología de género [un concepto acuñado por la Iglesia] "destroza la familia" y rompe todo lazo del hombre con Dios a través de su propia naturaleza" (el sexo con el que se nace).

Fernández cita a la escritora Simone de Beauvoir, autora de libros referentes del feminismo como El segundo sexo o La mujer rota: "Mujer no se nace, sino que se hace". A juicio del obispo, la frase "expresa que el sexo es lo que uno decide ser". "Ya no valdrían las ecografías que detectan el sexo de la persona antes de nacer", dice Fernández, aunque la ecografía diga "claramente que es niña, lo que vale es lo que el sujeto decida: si quiere ser varón, puede serlo, aunque haya nacido mujer" y viceversa. "Al servicio de esta ideología existen una serie de programas formativos, médicos o escolares, que tratan de hacer tragar esta ideología a todo el mundo, haciendo un daño tremendo en la conciencia de los niños y jóvenes", apunta.

El prelado habla de "un cierto feminismo radical, que rompe con Dios y con la naturaleza". Fernández indica que "la Iglesia Católica es odiada por los promotores de la ideología de género, porque se opone rotundamente a esto". El obispo cree que la ideología de género "intenta destruir" la familia. "La familia necesita la redención de Cristo, porque Herodes sigue vivo y no sólo mata inocentes en el seno materno, sino que intenta mentalizar a nuestros niños, adolescentes y jóvenes con esta ideología, queriendo hacerles ver que hay otros tipos de familia". El obispo de Córdoba ya se había distinguido por comparar el asesinato de los niños Ruth y José con el aborto y por decir que "la Unesco tiene programado que la mitad de la población sea homosexual".

  • 1