Local

El obispo de Huelva ve el caso de Ramona como eutanasia

El Defensor del Pueblo Andaluz defiende que "se ha cumplido la ley" pero reconoce no ser tajante en este asunto por su condición de cura.

el 26 ago 2011 / 19:36 h.

TAGS:

El Obispo de Huelva, José Vilaplana, consideró ayer que hubo un acto de eutanasia en el caso de Ramona Estévez, la anciana ingresada en el Hospital Blanca Paloma de Huelva en estado de coma a causa de un infarto cerebral, y a la que el pasado martes se le retiró, a petición de su hijo y según sus deseos, la sonda nasogástrica que la alimentaba. A juicio de Vilaplana "toda acción dirigida a interrumpir la alimentación o la hidratación constituye un acto de eutanasia, en el que la muerte se produce no por la enfermedad, sino por la sed y el hambre provocadas".

La Consejería de Salud dio la orden para desconectar la sonda de Ramona después de que su hijo, José Ramón Páez, hiciera este reclamo por escrito a la Junta, ya que los profesionales sanitarios se negaban a eliminarle la vía a la anciana. Ante esto, Vilaplana defendió el derecho a objetar de los médicos y apuntó que "hay que estar siempre de parte de la vida humana, cualquiera que sea su desarrollo o su situación".

Por su parte, el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, estimó que lo que se ha hecho "es cumplir la ley de muerte digna", norma que reconoce el derecho a rechazar un tratamiento. No obstante, Chamizo no quiso ser tajante en este asunto porque está "entre la espada y la pared" por su doble condición de "cura y Defensor del Pueblo".

También el hijo de Ramona y el portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, defendieron que "se ha cumplido la ley".

Asimismo, la Asociación Derecho a Vivir, tal como había anunciado, reclamó ayer en la Audiencia Provincial de Huelva la tutela judicial para restablecer la sonda a Ramona y estudia denunciar a Salud. Desde la Junta rehusaron hacer declaraciones.

  • 1