Local

El ocio se refugia entre jardines

El Distrito Sur es uno de los espacios de la ciudad que cuentan con mayor dotación de zonas verdes. Esta apuesta medioambiental tiene en la recuperación del paseo Poeta Manuel Benítez Carrasco y en el Parque Guadaíra sus máximos exponentes

el 17 mar 2011 / 19:14 h.

TAGS:

Toda gran ciudad como Sevilla requiere de la existencia de espacios naturales que canalicen el ocio y tiempo libre de sus ciudadanos. En este sentido, el Distrito Sur es una de las zonas más beneficiadas de todo el conjunto del área metropolitana, al contar con nueve zonas verdes entre las que destaca el paseo arbolado Poeta Manuel Benítez Carrasco. Un amplio espacio dedicado al poeta de origen granadino y que fue inaugurado en octubre del año 2000. Forma parte del conjunto de paseos y bulevares construidos en el conjunto de la Ronda del Tamarguillo, que han posibilitado la adecuación y modernización de este espacio durante la última década. En concreto, este jardín se ubica junto a la rotonda de la barriada de La Oliva y cuenta con casi cuatrocientos árboles que proporcionan un amplio espacio de sombra para los ciudadanos. El conjunto, muy reclamado por los vecinos durante años, se completa con la instalación de zonas de ocio para los más pequeños, bancos en los que favorecer el descanso y un monolito rústico con una inscripción del poema Dice el árbol.

En esta misma línea destaca la presencia en el Distrito Sur del Parque del Guadaíra. Se trata de un gran espacio verde de más de 60 hectáreas que se distribuirán a lo largo de 3.000 metros de longitud. El parque estará limitado por las barriadas de Elcano, el Club Pineda, el canal de Alfonso XIII, el Polígono Sur, Su Eminencia y la carretera de Utrera. Su funcionalidad irá mucho más allá de un simple espacio abierto a la ciudadanía ya que se dotará de otras prestaciones sociales y culturales al servicio de los sevillanos. Desde su proyección, el Parque del Guadaíra se ha constituido como un proyecto emblemático, especialmente por su gran valor cultural y ecológico. Cuando finalicen las obras de su adecuación, se instalará en él una pista de automodelismo, así como un amplio escenario para conciertos de grupos noveles y ensayos de bandas de música. Asimismo, estará dotado de unas dunas de césped natural que harán las veces de graderío. El espacio se completará con zonas de huertos y una extensión en la que se ubicará el futuro Mercatemático, nombre que recibirá el mercado que se habilite en el parque.

Junto a estos espacios verdes de gran valía, el Parque de María Luisa se ha consolidado en el último siglo como el gran aporte medioambiental y sostenible para los vecinos del Distrito Sur. Su existencia no sólo supone un beneficio para los vecinos de la zona sino que además es uno de los monumentos de la ciudad más reconocidos a nivel internacional. En un principio, el parque constituía los jardines del Palacio de San Telmo hasta que a finales del siglo XIX fueron donados por la duquesa de Montpensier a la ciudad que tanto amaba. La Exposición Universal celebrada en Sevilla en 1929 permitió una reforma integral de estos jardines, a los que se dotó de una belleza singular basada en la construcción de algunos espacios, hoy en día considerados emblemáticos, como la Plaza de España o la de América, inspiradas junto con todo el resto del parque en los jardines del Generalife y la Alhambra de Granada así como en el Real Alcázar de Sevilla.

  • 1