Deportes

El olímpico francés Yannick Bokolo entrena con el Cajasol

El escolta, con amplio recorrido en el basket internacional, se encuentra sin equipo y ayuda en los entrenamientos del Cajasol, que busca un alero más anotador que el que fuera jugador del Gravelines.

el 22 ago 2012 / 21:09 h.

La Catedral recuperó la tradición de la apertura de la urna de San Fernando tras un año de obras.

Yannick Bokolo aparecía ayer en los entrenamientos del Cajasol. Podía ser el jugador que complete la plantilla de Aíto García Reneses para la próxima temporada, pero, salvo que cambien mucho las circunstancias, no será así. Y en último caso, que ahora el club no contempla, si se queda vendría también otro jugador de perímetro con mayor capacidad anotadora que el internacional francés nacido en Congo.

Bokolo, de 27 años y 188 centímetros, no es un escolta cualquiera. Tiene un amplio recorrido en el baloncesto internacional y en estos días ayuda en el trabajo de pretemporada del Cajasol, mermado por las ausencias de los jugadores que están disputando el clasificatorio del Eurobasket del próximo verano. En los pasados Juegos Olímpicos de Londres intervino en los seis partidos que disputó el equipo de Francia, aunque no dispuso de muchos minutos. En el partido de cuartos de final ante España disfrutó de seis minutos. En total jugó 46, sumó 7 puntos y 5 rebotes.En cualquier caso es un fijo de la selección francesa (internacional desde cadete) desde hace años. Fue quinto con Francia en el Mundial de 2006. En la pasada temporada con el Gravelines, de la ProA francesa, el equipo en el que ha militado desde 2008 tras otras cinco campañas en Le Mans, promedió 7.9 puntos, 3.4 rebotes y 2.9 asistencias. Ha ganado la Copa (2004) y la Liga (2006) de su país. Su porcentaje de tiro de tres sólo fue del 25% y del 50% en tiros de dos. Destaca por su notable capacidad defensiva, un perfil que no encaja con la necesidad del Cajasol de encontrar un alero con buena mano que permita anotar desde fuera para mejorar los recursos de una plantilla que, por el momento, no parece precisamente muy dotada para la anotación.

El que tampoco estará en el Cajasol la próxima temporada es Ricardo Pámpano, el base sevillano que tantas expectativas había despertado en su recorrido por las categorías de base. Campeón de Europa sub 16 con España, en 2010 Joan Plaza lo hizo debutar en el primer equipo. El año pasado se tuvo que recuperar de una operación de hombros y ahora se marcha al Oviedo de LEB Plata sin que exista ya vinculación con el equipo del San Pablo, donde, no obstante, estarán atentos a su progresión para poder recuperarlo en un futuro.

  • 1