sábado, 15 diciembre 2018
00:19
, última actualización
Local

El olivar andaluz se reivindica ‘verde’

El estudio ganador del Premio Unicaja resalta que el sector ha avanzado en respeto al medio ambiente.

el 30 oct 2011 / 21:26 h.

TAGS:

El olivar es uno de los grandes activos de Andalucía, una de sus señas de identidad. La reforma de la Política Agraria Común (PAC) que plantea Bruselas, con una tasa plana en la que no se contemplan derechos históricos y que busca un campo más respetuoso con el medio ambiente para Europa, no convence al sector, que ve recortadas hasta el extremo las ayudas que hasta ahora recibía de la UE, lo que puede poner en jaque la continuidad de muchas explotaciones agrarias en la región.

Ante este panorama, los investigadores del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) Antonio Gómez-Limón Rodríguez y Manuel Arriaza han realizado un estudio denominado Evaluación de la sostenibilidad de las explotaciones de olivar en Andalucía que ha sido valedor del XIII Premio Unicaja de Investigación Agraria, dotado con 10.000 euros. En él, llegan a la conclusión de que la evolución del sector entre los años 2002 y 2010 ha sido muy positiva "porque está consiguiendo mejorar su desempeño tanto desde el punto de vista económico, como social y medioambiental", explica Gómez-Limón, quien explica que el estudio se ha llevado a cabo en 140 explotaciones andaluzas.

Así, destaca que, aunque el precio ha caído notablemente en los últimos tiempos, hay más producción, además de que sirve para generar empleo en zonas donde es "especialmente relevante" fijar la población.

En lo que se refiere al medio ambiente, y aquí es donde vincula el estudio a la PAC, "los recursos se utilizan de forma más eficiente, como a través del mantenimiento de cubiertas vegetales que permiten luchar contra la erosión". A ello ha ayudado además la prohibición del uso de sustancias nocivas para el entorno, lo que hace que "la biodiversidad vinculada al olivar esté mejor que hace unos años".

Así, concluye el investigador, "el estudio revela que el olivar no sólo genera aceite, sino que es el responsable del mantenimiento de la renta en muchos municipios andaluces en los que no se puede vivir de otra cosa, unas cuestiones que muchas veces no se tienen en cuenta en sitios como Bruselas". En este sentido, defiende que el olivar ya ha puesto en marcha prácticas ecocompatibles "lo que supone que va por delante y que merece una recompensa por parte de la sociedad a través del apoyo económico, sobre todo en zonas de montaña". "El mantenimiento de las ayudas es fundamental", sentencia.

Además, Unicaja ha otorgado una mención especial al trabajo titulado La designación del origen geográfico en la comercialización de los aceites de oliva. Especial referencia a la viabilidad jurídica de las marcas oleícolas de carácter geográfico, que fue presentado por el investigador Ángel Martínez Gutiérrez, profesor de Derecho Mercantil de la Universidad de Jaén. El jurado ha considerado que el trabajo tiene como principal aportación la clarificación de los supuestos en los que la marca oleícola puede considerarse una auténtica designación del origen geográfico de los aceites de oliva y, por tanto, debe observar escrupulosamente los requisitos y condiciones previstos en la normativa comunitaria de carácter especial, lo que redundará no sólo en beneficio de los operadores económicos, sino también en la protección de los consumidores.

"Por ocuparse de una cuestión sumamente específica de la comercialización de los aceites e interpretar una norma existente en nuestro Ordenamiento jurídico desde hace tiempo que, sin embargo, ha pasado inadvertida para las Instituciones Públicas, el trabajo goza de evidente originalidad", señala el jurado de los premios.

  • 1