Deportes

El Olympique de Marsella, primer rival veraniego del Betis

el 19 jul 2011 / 19:22 h.

Pepe Mel, Miguel Guillén y Rafael Gordillo, antes de viajar ayer.

Con el aliciente de un torneo de nivel y las piernas sobrecargadas, el Real Betis instaló ayer su cuartel general en el Hotel Río Bidasoa de Hondarribia.  

La plantilla que adiestra Pepe Mel se concentró a las 9.45 en el parking del Benito Villamarín, desde donde viajó en autocar hacia San Pablo. El enlace aéreo hacia Bilbao fue la primera escala de un trayecto que finalizó alrededor de las 14.30 en el hall del grupo hotelero de 4 estrellas en el que se alojarán los heliopolitanos hasta el próximo 26 de julio.

Y, sin tiempo para digerir el viaje y con una plomiza lluvia de invitada, el cuadro de La Palmera disputará hoy (20.30) su primer amistoso ante el Olympique de Marsella. Sin cámaras -el único recurso es C+ Francia a través de internet- y sin ausencias.

El estreno de los pupilos de Pepe Mel con el rol de recién ascendidos se producirá en el coqueto Jean Dauger, con capacidad para 16.000 espectadores y en el que disputa sus encuentros el conjunto de rugby de Bayona, ante el potente Olympique de Marsella, segundo en el anterior curso en Le Championat y dirigido por el mítico Didier Deschamps.

El Marsella, que acumula varias semanas de trabajo, prepara su participación en la próxima Liga de Campeones y la competición doméstica, que será bautizada el próximo 6 de agosto. En el Marsella militan algunos jugadores con cierta enjundia para el público español. La dirección deportiva del club de la Provenza ha reclutado al mediocentro francés Morgan Amalfitano, procedente del Lorient y que durante el verano negoció su posible incorporación al Sevilla.

Otro de los conocidos es el lateral César Azpilicueta, por el que el Olympique exigía 10 millones de euros al Málaga, que finalmente concretó la opción del sevillista Sergio Sánchez. El Marsella es el principal favorito para adjudicarse la Copa Bayona, torneo en el que participarán el once de Didier Deschamps, el Girondins de Burdeos, rival de los heliopolitanos el sábado, y el Udinese, al que no se medirán los de Mel.

Normalidad en el entreno

Con un clima desapacible, el conjunto del Benito Villamarín completó su primer día de entrenamiento en Hondarribia. Los discípulos del madrileño se ejercitaron en el campo del recinto hotelero, donde el preparador heliopolitano ensayó de forma insistente con el 4-2-3-1 que pretende implantar para el próximo ejercicio liguero.

En una ronda de trabajo que combinó test de carácter físico y ejercicios tácticos, Mel alineó en el partidillo con el peto de los titulares a Fabricio en la meta; Chica y Nacho en los laterales, y Mario y Dorado en la zaga; Iriney y Matilla en el doble pivote, y Salva Sevilla, Emana y Jefferson Montero en la mediapunta. El canario Rubén Castro ejerció de '9'.   

  • 1