martes, 18 diciembre 2018
18:11
, última actualización
Economía

El optimismo se enfría entre los empresarios andaluces

El índice de confianza del Consejo Andaluz de Cámaras desciende en el primer trimestre de 2015.

el 14 ene 2015 / 22:26 h.

TAGS:

Comercio. Un pequeño paso atrás. La confianza de los empresarios andaluces en el comportamiento y la mejora de la economía experimenta, en el indicador correspondiente al primer trimestre de este año, un ligero retroceso respecto a la opinión expresada en el último trimestre de 2014, según el índice publicado ayer por el Instituto de Estadística y Cartografía y elaborado por el Consejo Andaluz de Cámaras de Comercio. A pesar del devenir de la economía andaluza en los últimos trimestres, se trata del primer empeoramiento –un -0,4 por ciento intertrimestral– de este sentir empresarial desde, al menos, los tres primeros meses de 2013, según la estadística. En base a la respuesta dada por 1.054 establecimientos de los sectores de comercio, construcción, industria, transportes y hostelería, y otros servicios, el balance de situación –los que contestan que les va bien frente a los que atraviesan una situación desfavorable– se inclina del lado de estos últimos. Así, el saldo se sitúa en negativo (-13,2 puntos), si bien mejora casi dos puntos respecto al trimestre precedente, fruto del 18 por ciento de negocios que tildaron de favorable su situación en el cuarto trimestre de 2014, frente al 32,2 por ciento que expresó la opinión contraria. Por contra, las expectativas de los encuestados muestran un enfriamiento del optimismo de periodos anteriores. Así, preguntados sobre cómo creen que les irá en los primeros meses de 2015, el 16,8 por ciento responde que bien, mientras que el 30,6 por ciento no lo ve aún nada claro. El balance de expectativas, por tanto, se sitúa en -13,8 puntos cuando en el último trimestre se colocó en -10,4 puntos. Los más escépticos sobre una recuperación inmediata de la actividad se corresponden con los autónomos y aquellos empresarios que cuentan con hasta nueve empleados en nómina, como demuestra que solo el 13,7 por ciento de ellos note que las cosas van mejor y el 39,8 por ciento ve aún nubarrones sobre el horizonte a corto plazo. En el grupo de gestores con entre 10 y 49 trabajadores a su cargo se diluye algo más el pesimismo, ganando éste por poco y dejando un balance de situación de -6,3 puntos. Por su parte, entre las grandes empresas –de 50 a 199 empleados– el saldo es positivo, de 4,6 puntos. Un esquema que se repite cuando se pregunta por las expectativas. Cuanto más pequeño se es, menos recuperación se percibe. Por sectores, la confianza aumenta en otros servicios, industria y construcción, con valores superiores a los del trimestre anterior. La confianza disminuye en transporte y hostelería, así como en comercio. Destaca el caso de la construcción, que refleja el mayor aumento de la confianza empresarial en el primer trimestre de 2015, con un avance del 6,2 por ciento. Los principales factores de duda son la debilidad de la demanda, el aumento de la competencia y las dificultades financieras.

  • 1