Deportes

El Orihuela, la última sombra en el camino del ascenso para el Betis B

Se clasificó como tercero del grupo VI. Su estrella es el ‘9’ Kike Mateo. La ida se jugará en Los Arcos y la vuelta en el Villamarín.

el 09 jun 2014 / 22:52 h.

*A: MONTXO A. El Orihuela eliminó en segunda ronda al Izarra. Foto: Diario de Navarra. El último anzuelo. El Orihuela de Paco Onrrubia será el rival del Real Betis Balompié B en la finalísima del play-off de ascenso a Segunda División B. El conjunto alicantino, tercer clasificado del grupo VI, se cruzará en el camino de un filial crecido después de haber apeado al modestísimo Anguiano riojano. La ida se celebrará, a priori el domingo a las 19.00, en Los Arcos y la vuelta en el Benito Villamarín, el escenario elegido para retornar al pellejo nacional. Los amarillos se han distinguido por su fortaleza defensiva en los cruces, en los que han enlazado 360 minutos sin encajar un solo gol. El Unión Adarve y el Izarra navarro han sido sus víctimas. Su estrella es el veterano delantero Kike Mateo, que se estrenó en Primera División en las filas del Sporting, aunque una grave lesión ha sido clave en su intermitente participación en el tramo decisivo de la temporada. La entidad de la Vega Baja es, pese a su reciente fundación (1994) y con sólo 750 socios, uno de los clubes prestigiosos de la comarca. El Orihuela completó un excelente peregrinar en el grupo VI de Tercera División, en el que rivalizó con el Eldense y el Alzira por el título de Liga. Con el segundo presupuesto más potente del cuadro, los de Los Arcos, un recinto con capacidad para 5.000 espectadores, eliminaron en la primera ronda al Unión Adarve madrileño y en la segunda al Izarra navarro. Sus principales referentes son los delanteros Kike Mateo, de 34 años y con 328 partidos y 47 dianas entre Primera, Segunda y Segunda B como carta de presentación, y Daniel Pérez Moreno, Tonino, que aterrizó en Orihuela tras firmar una exitosa singladura en la disciplina del FC Cartagena en el mapa de bronce del balompié patrio. Una de sus principales armas es su seguridad defensiva, rubricada en el certamen de Liga con un registro negativo de 31 goles, el segundo balance más brillante de su grupo. Sólo el Saguntino, con 28 dianas en contra, encajó aún menos. La ida se celebrará en Los Arcos, a priori el domingo a las 19.00, y el envite de vuelta en el Benito Villamarín. El filial heliopolitano fue uno de los integrantes del bombo de los campeones, un estatus gracias al que gozará del factor cancha a favor. El resto de emparejamientos deparados ayer son los siguientes: Tenerife B-Somozas; Pontevedra-Puertollano; Arenas-Trival Valderas; Formentera-Eldense; San Roque-Alzira; Mérida-Langreo; Socuéllamos-Linares y Laredo-Astorga. En total, e incluyendo el cruce del joven plantel de La Palmera, nueve eliminatorias que certificarán nueve pasaportes más a Segunda División B, una categoría en la que militarán por derecho propio los nueve conjuntos que alzaron el triunfo en el play-off de los líderes de grupo, RCD Mallorca B, Marbella, Leioa, Real Zaragoza B, Lealtad, Real Valladolid B, Villanovense, UCAM Murcia y Cornellá.

  • 1