Local

El PA afronta su travesía en el desierto con 11 millones de deuda

El PA afronta su travesía en el desierto, fuera del Parlamento andaluz, con una deuda con bancos y cajas que en 2005, último ejercicio fiscalizado por el Tribunal de Cuentas, ascendía a 11,4 millones. Foto: Manuel Olmedo.

el 15 sep 2009 / 04:19 h.

TAGS:

El PA afronta su travesía en el desierto, fuera del Parlamento andaluz, con una deuda con bancos y cajas que en 2005, último ejercicio fiscalizado por el Tribunal de Cuentas, ascendía a 11,4 millones. El informe de este organismo no desagrega de forma detallada la financiación de las organizaciones andaluzas de PSOE, PP e IU.

Con los datos analizados por el Tribunal de Cuentas se pueden entrever las dificultades con las que se encontrará el PA para hacer frente a la ruina que supone su debacle electoral del 9-M. Según el informe del máximo organismo fiscalizador del Estado, en 2005 las entidades de crédito reclamaban al PA una deuda de casi tres millones más que los 8.702.621,33 euros que los que el partido reconoció al rendir cuentas al Tribunal.

Pese a la "colaboración" de los bancos y cajas de ahorros, los auditores concluyen que la "deficiente documentación" aportada por los andalucistas les impide "depurar con precisión la situación real del endeudamiento contabilizado". El control de la deuda andalucista también se lleva un varapalo: de las nueve entidades financieras con operaciones crediticias, sólo se atendieron en 2005 los pagos de parte de la deuda mantenida con dos de ellas, por un importe conjunto de 594.740,15 euros.

Ese endeudamiento cobra importancia si se compara con el de otras formaciones: el del PP, por ejemplo, suma en toda España sólo cinco millones más (16,3 en total) y el de IU se queda en 14 millones. Sólo el PSOE supera los 51 millones en todo el país. Aunque la financiación de PSOE, PP e IU es analizada en bloque -considerando los movimientos en el conjunto del Estado- el informe sí se detiene en los detalles de las organizaciones andaluzas que le llaman la atención. También esos datos reflejan créditos inferiores a los del PA: en el caso de la dirección andaluza de IU rozan los tres millones de euros, al tiempo que la sede regional del PP andaluz tenía que hacer frente en 2005 a una deuda de 1,4 millones. El informe señala, sin embargo, que hay organizaciones provinciales del PP con deudas propias. Sobre el endeudamiento específico del PSOE de Andalucía, el Tribunal de Cuentas no aporta una información desagregada.

La fiscalización también se detiene en los mecanismos de financiación del PA. Del total de 2.183.000 euros de los que dispuso este partido en 2005 -con Julián Álvarez recién llegado a la dirección- más de 1,6 millones procedían de financiación pública, dentro de la cual la principal fuente de recursos era el Parlamento andaluz. En ese año, los andalucistas ingresaron 698.032,93 euros para financiar su grupo parlamentario, desaparecido en los comicios de marzo pasado. De los fondos privados que fueron a parar al PA (568.201 euros), la partida más importante procedía de los militantes (460.951,39 en cuotas). Del resto, el Tribunal de Cuentas afea al PA que ingresase un donativo de 39.912 euros en una cuenta ordinaria, cuando la Ley obliga que se abra una específica para este tipo de asignaciones.

Aportaciones de la FAMP. En 2005 hubo otra fuente de ingresos de todas las formaciones andaluzas que el máximo órganismo fiscalizador censura en su informe. A través de la subvención que el Parlamento de Andalucía da a la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) para su funcionamiento, este organismo aportó un total de 264.445,72 euros de forma proporcional a PSOE, PP, IU y PA para financiar su actividad. El Tribunal insiste en todos los casos en que esa fuente de recursos no estaba reconocida en la Ley Orgánica de 1987 que regulaba en 2005 la financiación de los partidos. Es, sin embargo, una vía de ingresos que con la reforma que se hizo de esa norma en 2007 ya tiene reconocimiento legal.

  • 1