Economía

El pacto agrario euromarroquí se firma con el rechazo andaluz

El acuerdo aumenta la exportación de frutas y hortalizas hacia la Unión Europea

el 13 dic 2010 / 20:37 h.

Protesta del campo almeriense por el exceso de entrada de tomate marroquí en la UE.

El Consejo de Ministros de la UE (Unión Europea) y Marruecos rubricaron ayer el nuevo acuerdo agrario y dieron un paso importante para que se haga realidad, previsiblemente en la segunda mitad de 2011, lo que acrecienta las preocupaciones de los productores españoles.

Los representantes de la UE y de Marruecos ratificaron el convenio que incrementa la apertura en el comercio agrícola y pesquero bilateral y que supone ventajas para ambas partes, si bien en España es conocido sobre todo por las concesiones que supondrá a las importaciones de frutas y verduras del país magrebí, como el tomate.

Los negociadores de Bruselas y Rabat cerraron ese compromiso hace un año, pero la ceremonia de ayer supone un claro avance en los trámites para la aplicación, pues por parte de la UE solamente queda ya el voto del Parlamento Europeo.

El ministro belga de Asuntos Exteriores, Steven Vanackere -en nombre de la Presidencia de la UE-, y su colega marroquí, Taib Fassi-Fihri, subrayaron la importancia del pacto agrario para avanzar en las relaciones comerciales mutuas.

Entre las novedades del convenio destaca el incremento de los cupos de tomate con arancel bajo que el país norteafricano puede vender a los países comunitarios, Actualmente se sitúa en 233.000 toneladas anuales, que irán creciendo sucesivamente hasta las 285.000, en cinco campañas. También incluye cesiones en las importaciones de otras frutas y verduras marroquíes.

Para los europeos, este acuerdo es ventajoso sobre todo para sus envíos a Marruecos de productos transformados, como conservas, lácteos y cereales elaborados.

Sin embargo, el arreglo preocupa especialmente a productores de zonas como Almería, Murcia, Canarias o la Comunidad Valenciana, quienes temen la competencia desleal por el posible repunte de las ventas marroquíes a bajo precio, puesto que coinciden con las frutas y verduras españolas en el calendario de comercialización.

Así, la ministra española del Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, se ha comprometido a actuar en favor de los productores en el caso de que el acuerdo entre la UE y Marruecos entre en vigor.

Aguilar citó como ejemplo un plan preparado por su departamento para la modernización de invernaderos, que tendrá un presupuesto de unos 200 millones de euros, entre la aportación del Gobierno y de las comunidades.

El único indicio de que la Eurocámara pueda atrasar su voto está en la petición de un informe vinculado al Sáhara Occidental. Así, el ponente parlamentario del convenio, el francés José Bové (Los Verdes), ha solicitado que los servicios jurídicos del PE se pronuncien sobre si es legal o no por incluir los territorios y los productos saharauis.

Pero incluso entre los grupos políticos hay discrepancias sobre si debe mezclarse el conflicto del Sáhara y el pacto, y ello pese a que los europarlamentarios españoles tratan de mostrar sus críticas al nuevo acuerdo.

Desde Andalucía, su consejera de Agricultura, Clara Aguilera, se ha mostrado en reiteradas ocasiones en contra del acuerdo y ha instado a que Rabat cumpla los cupos de exportación, que se exceden. De hecho, esta región y las de Canarias, Valencia y Murcia forjaron en octubre pasado un frente común contra el acuerdo por ser "lesivo" para el campo español y exigieron reforzar los controles sobre los volúmenes de entrada, sobre todo de tomate.

Tomate: Más cantidad para exportar sin aranceles

El país norteafricano ha casi triplicado sus exportaciones de tomate gracias a la política de beneficio de la UE, al pasar de 150.000 toneladas a más de 350.000 en una década (desde la campaña 97/98). En el periodo de octubre a mayo, desaparecen los derechos de aduanas para 233.000 toneladas este año, un volumen que irá creciendo hasta 285.000 en 2014.

Fresa: Sin pasar por aduana en dos meses claves

En el caso de la fresa, para el periodo entre abril y mayo, el de mayor rentabilidad para la producción onubense, Marruecos podrá exportar 4.600 toneladas, de las que 3.600 podrán entrar sin derechos de aduana y 1.000 tendrán una reducción aduanera del 50%. En esos meses, la cosecha de Huelva, más temprana que la europea, predomina en el mercado comunitario.

Cítricos: Se eliminan los cupos salvo en la clementina

Se eliminan todos los contingentes para los cítricos y bajan un 30% los precios de entrada, salvo para la naranja clementina importada de noviembre a febrero, que también ampliará el tonelaje máximo en 50.000 toneladas. El acuerdo permitirá que Marruecos exporte frutas y hortalizas de manera libre. Sólo tendrán contingentes productos sensibles como calabacín, pepino, clementina, fresa y tomate.

Contraprestación: Entrada casi libre para la producción europea

¿Y la contraprestación para los países comunitarios? Según Bruselas, "la gran mayoría" de los productos europeos se beneficiará de la "liberalización total de manera inmediata una vez entre en vigor el acuerdo" con Marruecos (entrada libre a este Estado), mientras que para "otros productos" la entrada sin aranceles se completará en un plazo de entre 5 y 10 años.

 

  • 1