viernes, 22 marzo 2019
08:45
, última actualización
Local

El Pacto Europeo de Inmigración se revisará en 2010

Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete ratificaron ayer en la cumbre de Bruselas el Pacto Europeo de Inmigración promovido por la presidencia francesa, cuyo objetivo es reforzar la lucha contra la inmigración ilegal a escala comunitaria y organizar mejor la inmigración legal.

el 15 sep 2009 / 16:55 h.

TAGS:

Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete ratificaron ayer en la cumbre de Bruselas el Pacto Europeo de Inmigración promovido por la presidencia francesa, cuyo objetivo es reforzar la lucha contra la inmigración ilegal a escala comunitaria y organizar mejor la inmigración legal.

El pacto será a partir de ahora "la base de una política de inmigración y de asilo común, guiada por un espíritu de solidaridad entre los Estados miembros y de cooperación con los países terceros", según se recoge en las conclusiones de la cumbre. Esta política común "debe reposar sobre una buena gestión de los flujos migratorios, en interés no sólo de los países de acogida sino también de los países de origen y del propio inmigrante".

A partir de ahora, el pacto se traducirá en una serie de medidas concretas que deben desarrollarse tanto a nivel de la UE como de los Estados miembros. Su puesta en práctica será analizada por los líderes europeos anualmente a partir de la cumbre de junio de 2010, bajo presidencia española de la UE.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se felicitó por el acuerdo y dijo que el pacto representa el "marco definitivo común" de la política migratoria de la UE. Resaltó que conjuga por un lado la "solidaridad" entre los Estados miembros y por otro la "cooperación" con los países de origen. En el mismo sentido se expresó el presidente francés, Nicolás Sarkozy, que dijo que el Pacto es "indispensable" para Europa.

Por su parte, tanto el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, como el ministro de Asuntos Exteriores, Franco Frattini, celebraron la adopción del pacto porque habrá un "control europeo de los flujos migratorios". Se trata de una cuestión "que ya no será atribuible a acciones bilaterales, sino a la obligación de todos los Estados miembros de trabajar juntos en el control y prevención de la inmigración irregular", explicó Frattini. Il Cavaliere subrayó que es de un "acuerdo europeo" idéntico para todos.

  • 1