Local

El padre de Mari Luz cree que 'la van a soltar' y tiene un 'sospechoso'

Juan José Cortés, el padre de la niña de cinco años que desaparició el domingo en Huelva, compareció ante los medios y se mostró convencido de que la pequeña "va a aparecer pronto sana y salva".

el 14 sep 2009 / 22:47 h.

TAGS:

Redacción / L.C. / A.Mm. n huelva

Juan José Cortés, el padre de la niña de cinco años que desaparició el domingo en Huelva, compareció ante los medios y se mostró convencido de que la pequeña "va a aparecer pronto sana y salva". En su cabeza, dijo, tiene "un sospechoso". La jornada de ayer acabó sin rastro de Mari Luz.

Huelva continúa movilizada y ayer se echó a la calle para suplicar que Mari Luz vuelva con su familia. Más de 4.000 personas clamaron por el regreso de la niña que desapareció de su casa el pasado fin de semana cuando bajó al quiosco a comprar chucherías.

En el portal de la vivienda de la familia, en el humilde barrio onubense de El Torrejón, ante una pared empapelada de fotos de Mari Luz, el padre compareció ayer en una rueda de prensa improvisada y aseguró que no ha perdido la esperanza. Se mostró "convencido de que pronto habrá noticias sobre el paradero de la niña" y de que la Policía "está trabajando sobre alguna pista".

Juan José, que agradeció con entereza saber que España entera "está con Mari Luz", se resistió a dar detalles de la investigación aunque reconoció que tiene en su cabeza "un sospechoso". "La van a soltar, va a aparecer sana y salva y esa es la alegría que se brindará a toda España", repitió varias veces. Su mujer, Irene Suárez, no pudo contener la emoción y destrozada reclamó que suelten a su pequeña.

La Policía portuguesa "trabaja de forma intensa" en la región de El Algarve, según confirmó a Europa Press el teniente coronel Timoteo Pedroso desde la embajada de Portugal en Madrid. Pero el padre de Mari Luz se esforzó ayer por desvincular el caso de su hija del de la pequeña Madeleine, desaparecida el pasado mes de mayo en el país vecino.

Sin rastro. La búsqueda sigue sin que se descarte ninguna hipótesis. La Unidad de Buceo de los Bomberos del Ayuntamiento de Huelva finalizó ayer cerca de las 15.00 horas "sin resultados" el ratreo de las Marismas del Tinto y del Odiel. Hoy continuarán.

Mientras que la Policía continúa su trabajo, la impotencia y la rabia siguen apoderándose de la ciudadanía. Los padres han llamado a los ayuntamientos de España a que convoquen concentraciones hoy jueves para que "todo el mundo pida el regreso de la niña". Tampoco los rumores y las noticias falsas pueden evitarse. Ayer cuando estaba a punto de culminar la concentración que recorrió la capital onubense un rumor se apoderó de la calle y comenzaron a oírse llantos de alegría: "¡La niña ha aparecido!". La buena noticia se deshizo en segundos.

  • 1