miércoles, 14 noviembre 2018
10:18
, última actualización
Local

El padre de Mari Luz dice que sigue "en lucha para implantar la cadena perpetua revisable en casos de pederastia"

Juan José Cortés considera que esta medida es una "demanda de toda la sociedad".

el 10 jul 2012 / 13:30 h.

TAGS:

Juan José Cortés, el padre de la pequeña Mari Luz asesinada en  Huelva, asegura que sigue luchando para "intentar corregir los  errores que le costaron la vida a mi hija" y lograr cambiar las  leyes, implantar la cadena perpetua revisable en casos de pederastia  y mejorar los protocolos de actuación en los sucesos de desaparición  de menores de edad.

Cortés se ha pronunciado así este martes en una entrevista con  Europa Press con motivo de su participación en Carmona (Sevilla) en  la clausura del curso de verano sobre desapariciones de niños que  organiza la Universidad Pablo de Olavide (UPO) con la conferencia  "Impacto familiar y derivaciones sociales en los casos de  desapariciones de menores. Un camino irreversible".

"Desde que me reuní con Alfredo Pérez Rubalcaba --entonces  ministro del Interior--, el protocolo desapareció, ahora no se  esperan ni doce ni veinticuatro horas, cuando desaparece un menor se  comienza la investigación. El Código Penal ha cambiado y la unidad de  investigación en desaparición de menores se ha reforzado", ha  explicado Cortés, que ha asegurado que libra una "batalla" que  requiere del esfuerzo ciudadano y de movimientos reivindicativos como  el 15M o sus protestas y la de muchos padres que ayudan a enmendar  los errores pasados.

En cuanto a la cadena perpetua revisable, no se siente  decepcionado con el PP por no haber cumplido el compromiso de su  campaña de implantarla rápidamente, a lo que asegura en una  entrevista con Europa Press, "la impaciencia no debe provocar  desesperación y tengo la esperanza de que la cadena perpetua  revisable se aplique en este país. Al final, el ministro de Justicia  --Alberto Ruiz Gallardón-- tendrá que verlo con buenos ojos y meterlo  en su agenda, porque es una demanda de toda la sociedad".

Cambios que dictamina "necesarios" para conseguir investigaciones  más efectivas que acorten los periodos de localización de los menores  sustraídos. "No hay medios legales" declara y manifiesta su  frustración en el caso de su hija Mari Luz ante la inefectividad en  ocasiones y la descoordinación de los Cuerpos de Seguridad que  "retrasaron enormemente la búsqueda de pruebas, al igual que en la  desaparición de los niños de Córdoba Ruth y José, que está durando  meses o la de Marta del Castillo que está durando años", critica.

Los protocolos de búsqueda que siguen un principio de "onda  expansiva", del entorno más cercano hacia afuera, explica "son  erróneos" ya que la mayoría de las veces las pruebas más fehacientes  se encuentran lejos del entorno familiar, como los testigos. "No  acotaron el tiempo en el que desapareció mi hija" algo que asegura  tuvo que hacer Cortés preguntando a los vecinos para dar los datos a  la Policía. "Mi hija desapareció a las 16.30 en el kiosko y cuando  les di todos los datos, fueron ellos a corroborar con preguntas como  *has visto algo?", medidas que considera insuficientes y poco  efectivas cuando se lleva "una placa y el testigo piensa que lo vas a  imputar".

"LOS ASESINOS TIENEN MAS DERECHOS QUE NOSOTROS"

En este sentido, Juan José Cortés que sigue luchando por cambiar  los procedimientos, considera que otro error es que "los asesinos  tienen más derechos que nosotros", dice, en pautas como los  interrogatorios donde el supuesto asesino o sospechosos se acogen a  leyes que permiten que mientan o no respondan, sometiéndose, a su  juicio a "interrogatorios light, como el de Santiago del Valle que no  fue a pulmón".

Más efectivos y bajo una identidad encubierta, como psicólogo o  paisano, dice pueden ayudar a conseguir más datos de los testigos  presenciales y de los posibles criminales, para lo cual ha intentado  crear un "protocolo de investigación real" que vaya más allá de  investigaciones del día a día "como atracos o búsquedas que duran dos  horas en las que las Fuerzas de Seguridad son expertos".

Juan José Cortés utiliza los fallos que se cometieron en la  investigación del asesinato de su hija para mostrar los errores que  deben cambiarse y afirma "el éxito que se consiga en esta lucha es  por vosotros, la sociedad".  Todas estas modificaciones que considera  "fundamentales" parten para el padre de Mari Luz de un principio: "si  aquí se trasmitiese que el que la haga la paga, no pasarían tantas  cosas".

En este sentido, considera fundamental la "presión" de los medios  de comunicación y de la sociedad en los poderes ejecutivo,  legislativo y judicial para conseguir resultados. "Los mayores  aliados que he tenido han sido los medios de comunicación que a veces  tienen incluso más poder que el Estado y hacen que los políticos se  muevan por presión" asegura Cortés que ha visto como durante la  búsqueda de su hija la influencia de éstos ha permitido que el caso  no se cerrase, ni perdiese fuerza en las investigaciones.

"MIS MAYORES ALIADOS HAN SIDO LOS MEDIOS DE COMUNICACION"

"Hay que confiar en el Estado de Derecho pero la realidad es muy  distinta a la que muestran", declara ante su experiencia personal.  Procesos como la detención de Santiago del Valle en Granada y su  posterior puesta en libertad en Huelva "porque el juez instructor  estaba de vacaciones, porque podría haber entrado en prisión a las  cuatro días de investigación" crispan a Cortés. Así como haber  aprovechado la investigación y los contactos del padre de Mari Luz  para indagar en delitos de tráfico de drogas y mafias.

Otros aspectos, como una línea de investigación de las Fuerzas de  Seguridad basada en la llamada de una médium, son matices que surgen  "por la falta de medios, porque cuando están perdidos, siempre te  dicen que tienen varias líneas de investigación abiertas" pudiendo  acogerse a una u otra. Estas razones que explica, asegura "es jugar  con los sentimientos" en una situación en la que "todos buscan un  beneficio de la desgracia, desde el político, la médium o el  vecino".

Las grabaciones de las múltiples cámaras de tráfico fueron otra de  las líneas a investigar, en la que también Cortes resalta la falta de  medios, "cuando decía y esta cámara y esa o esa otra me decían: no es  que no había medios para encenderlas, no hay presupuesto" retardaron  aún más la búsqueda y el paso de unas horas que declara "es una  espada que te va matando poco a poco".

Por otro lado, ante su criticada postura ante los medios, su  popularidad y sus reivindicaciones públicas declara "ojalá yo nunca  hubiese tenido que estar delante de las cámaras, ojalá nunca hubiese  estado en esta historia, incluso hubiese dado mi vida por no estar  aquí ahora" en lo que dice es una lucha por ayudar a la resolución de  casos como el de Ruth y José en el que considera "faltan muchos  medios, los medios no son los adecuados para una investigación tan  importante, y los que existen no permiten llegar a la verdad. Hay que  cambiar las leyes".

En esta "batalla" en la que asegura haber tardado en conciliar el  sueño dos años, cree que en determinadas ocasiones la reinserción no  es posible, "cambiar una cabeza enferma no se puede y si se  reinserta, eso lo pagamos los ciudadanos", por ello afirma que  seguirá peleando por cambiar la ley y soñando dice "con despertar y  ver que todo ha sido un sueño, que Mari Luz está en su cuarto".

  • 1