Local

El padre de Mari Luz viaja a Nápoles tras una pista falsa

Mari Luz Cortés podría estar en Nápoles. Con esta pista falsa se despertó ayer la familia de la niña desaparecida en Huelva el pasado 13 de enero. El padre voló hasta allí alentado por la esperanza.

el 15 sep 2009 / 00:52 h.

TAGS:

Mari Luz Cortés podría estar en Nápoles. Con esta pista falsa se despertó ayer la familia de la niña desaparecida en Huelva el pasado 13 de enero. Los autoridades italianas confirmaron a media tarde que la pequeña no estaba allí, pero su padre ya había volado a la ciudad alentado por la esperanza.

Una confusión de una ciudadana española residente en Italia y la prensa italiana despertaron la vorágine en la que se vieron envueltos los padres de Mari Luz, Juan José Cortés e Irene Suárez y la Policía española.

La tarde del pasado lunes, Juan José recibía un aviso de un empresario catalán de origen italiano que le aseguraba que en Nápoles había una niña de cinco años con los mismos rasgos que Mari Luz. Esta pequeña había sido abandonada en un hospital y nadie reclamaba su custodia. El empresario conocía la información a través de su madre, que vive en la ciudad italiana y, a su vez, había leído el caso en los medios de comunicación. En ese momento, la Policía Nacional y la familia de Mari Luz iniciaron todos los trámites para verificar si esta información era cierta.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, confirmó por la mañana que la Policía Nacional permanecía en contacto "en tiempo real" con la italiana y que estaban a la espera de un intercambio de fotografías para hacer las comprobaciones. Pero a primera hora de la tarde, las autoridades italianas informaron, según la agencia Efe, de que esta menor, que se encontraba en un centro de acogida, no era Mari Luz. Las mismas fuentes añadieron que la niña podría tener unos dos años y era de origen rumano. En esta operación intervinieron la Interpol, según López Garzón; la Policía Nacional de la embajada española en Roma y el consulado de la zona.

No obstante, según apuntaron fuentes de la investigación a este periódico, las gestiones para verificar si se trataba de Mari Luz no han estado exenta de polémica. Las autoridades del país impidieron que un cónsul español verificara en el centro de menores si se trataba o no de Mari Luz.

El aviso de la pista italiana convulsionó a la familia de Mari Luz que, por momentos, creyó que la niña abandonada en Nápoles podría ser ella. El padre, Juan José Cortés, se desplazó a Italia a pesar de que la Policía le informó de que era una pista falsa. "Voy a comprobarlo, porque así me quedo tranquilo", manifestaba poco antes de montarse en un avión rumbo a Italia.

Mientras esto sucedía, un tío de la pequeña se encontraba en Oviedo tratando de verificar otra de las múltiples informaciones que recibe la familia desde su desaparición.

  • 1