Deportes

El padre de Vadillo dice que su hijo "quiere triunfar en el Betis"

El padre del veloz extremo de Puerto Real rompe su silencio, agradece el interés de Barcelona y United y confía en la explosión definitiva del joven canterano. 

el 19 sep 2012 / 20:42 h.

Vadillo se lesionó el pasado octubre de 2011 ante el Real Madrid.

El padre del veloz interior diestro del Real Betis Álvaro Vadillo, Jesús Vadillo, decidió ayer romper su silencio en una conversación con El Correo de Andalucía. Desde su retiro de Puerto Real, el progenitor del canterano agradeció el interés de Manchester United y Barça en su vástago, recordó los momentos de "tristeza" durante la lesión de rodilla y aseguró que el único propósito del atacante "es triunfar en el Betis". 

El representante del extremo, Eusebio Rufián, niega contactos con los red devils, aunque el ojeador del club inglés en España, Carlos Ruiz, sí emitió informes positivos antes de que un edema óseo se interpusiera en el camino del puertorrealeño durante el stage de pretemporada en Alemania.

Vadillo, internacional sub 17, sub 19 y sub 20, fue espiado durante el Torneo Internacional de L'Alcudia por emisarios del United, que corroboraron los informes del ojeador en España. Jesús Vadillo se felicitó ayer del interés del Barça y los diablos rojos. "Es un agrado", señaló antes de especificar que "sin embargo, el único objetivo de mi hijo es triunfar en el Betis". "Ése es su deseo", recalcó.

"Mi familia ha puesto todo de su parte para que él pueda llegar al primer equipo", comentó. La madre del canterano, Gertrudis Cifuentes, trasladó su residencia durante la lesión del extremo a Sevilla y cumplió de forma milimétrica el plan de alimentación que diseñó el departamento de nutrición del club de Heliópolis.

En declaraciones a El Correo, Jesús Vadillo desveló su "enfado" con un sector de la prensa. "El chico necesitaba calma mientras estuvo lesionado, pero no la pudo tener", comentó. Sin embargo, el tema de su inactividad "ya está olvidado y él lo que pretende ahora es volver cuanto antes a estar al máximo nivel". El asunto de su futuro no inquieta al progenitor del veloz interior. "Él está centrado en el Betis", recalcó.

El contrato del jugador expira el 30 de junio de 2016 y su cláusula de rescisión actual es de 3 millones de euros, una cifra sensiblemente inferior a la que pretendía aplicar desde el inicio el propio club. Pese a las versiones contradictorias en relación a su tasación de libertad, El Correo conoció ayer que, en caso de disputar 5 partidos como titular o, al menos, 45 minutos, su precio ascendería a los 20 kilos en Primera y 13 en caso de descenso a Segunda División.

Sin embargo, la cuota de protagonismo del puertorrealeño en relación al curso anterior es menor. Hasta la fecha aún no ha sido convocado en ningún partido de Liga e, incluso, ni participa de forma regular a las órdenes de Pepe Mel en los entrenos del primer plantel.

Plan especial

Vadillo cumplió durante el verano con un plan físico especial, pues los recuperadores del primer plantel pretendían acelerar su proceso de adaptación a la exigencia diaria. Vadillo ya se ha recuperado de la grave lesión de rodilla que sufrió en octubre de 2011 a causa de un choque fortuito con el camero Sergio Ramos en un partido disputado ante el Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Entonces debió cumplir con más de cuatro meses de baja.

  • 1