Local

El País Vasco abre una nueva era

El socialista Patxi López con el apoyo del PP y de UPyD pondrá hoy fin, si no se tuerce el guión, a 30 años de gobiernos nacionalistas, todos ellos liderados por gobernantes del partido de Sabino Arana, el PNV: Carlos Garaikoetxea, José Antonio Ardanza y Juan José Ibarretxe.

el 16 sep 2009 / 02:15 h.

TAGS:

El socialista Patxi López con el apoyo del PP y de UPyD pondrá hoy fin, si no se tuerce el guión, a 30 años de gobiernos nacionalistas, todos ellos liderados por gobernantes del partido de Sabino Arana, el PNV: Carlos Garaikoetxea, José Antonio Ardanza y Juan José Ibarretxe.

Todo está preparado para que el País Vasco comience una nueva época. Está previsto que hoy el candidato socialista sea investido como nuevo lehendakari del Gobierno de Vitoria, con el respaldo de sus 25 compañeros de partido, los 13 votos del PP y uno de UPyD. Mientras, los 30 parlamentarios del PNV apoyarán al hasta ahora lehendakari, Juan José Ibarretxe. Un lehendakari que ha practicado una política de aislamiento del PNV y que marcó un punto de inflexión con el conocido plan Ibarretxe, un proyecto de reforma del estatuto de autonomía, basado en el derecho a la autodeterminación, que fue bloqueado en el Congreso de los Diputados.

Pero si Ibarretxe se escoró hacia posturas más abertzales, su predecesor, José Antonio Ardanza, gobernó entre 1986 y 1998 en coalición con los socialistas vascos. Este nacionalista, del ala moderada y autonomista del PNV, logró el desarrollo del autogobierno vasco, se firmó el Pacto de Ajuria Enea -se alcanzó la unidad de acción entre todos los partidos políticos vascos que condenaban la violencia-, se inauguró la autovía de Leizarán -que une San Sebastián con Pamplona- y promovió un plan de paz -llamado Plan Ardanza-, que no prosperó ante los miembros de la mesa de Ajuria Enea.

Por su parte, el primer lehendakari de la democracia, Carlos Garaikoetxea (1980-1985), se caracterizó por ser el responsable de la construcción del Gobierno e instituciones autonómicas vascas. Es en este periodo cuando nació la Ertzaintza, el servicio vasco de salud y la EiTB, entre otras instituciones. Sin embargo, Garaikoetxea se enfrentó a su partido por la Ley de Territorios Históricos, dejó el PNV y el Ejecutivo vasco y fundó EA.

Pero a partir de hoy, el Parlamento vasco, con 75 escaños, estará habitado mayoritariamente por parlamentarios no nacionalistas que darán su apoyo a un lehendakari socialista. A Patxi López le queda ahora un trabajo ingente. Además de cumplir sus promesas electorales y no debe salirse del camino que se ha trazado junto con el PP, para que el partido que lidera Antonio Basagoiti en el País Vasco le siga prestando su apoyo.

Bien es cierto que en el acuerdo alcanzado entre socialistas y populares vascos se ha fijado una hoja de ruta que se seguirá a pies juntillas para mantener un Gobierno estable en Vitoria. Entre las medidas que se pondrán en marcha y que han levantado más ampollas entre los nacionalista está la libre elección de lengua en la educación, aunque, eso sí, con la obligación de enseñar euskera. Además, se dotará de más medios a la Ertzaintza y se buscará una mayor colaboración entre todas las fuerzas de seguridad. Asimismo, se hará una reforma profunda de la línea editorial de la EiTB (la radio y televisión vascas) y de los mapas del tiempo desaparecerán con toda probabilidad Navarra y el País Vasco francés.

Temas (educación, la seguridad y la EiTB) nada irrelevantes y que durante estas tres últimas décadas de gobiernos nacionalista han supuesto el enfrentamiento entre PNV y socialistas y populares. Una situación que se ha agravado en los últimos 10 años, con Juan José Ibarretxe en el poder, gracias al apoyo de la izquierda abertzale.

  • 1