lunes, 21 enero 2019
22:11
, última actualización
Local

El País Vasco reducirá el gasto de personal en 100 millones en 2012 con recortes de complementos salariales

el 23 nov 2011 / 15:33 h.

TAGS:

El Gobierno vasco ha presentado a los sindicatos de la Función  Pública una propuesta para reducir el gasto de personal en 100  millones de euros en 2012, que incluye recortes en las primas por  jubilación voluntaria o en los complementos por incapacidad  transitoria, aunque ha asegurado que ello no supondrán "una merma de  la calidad del servicio".

La propuesta, planteada en la reunión de la Mesa General de  Negociación celebrada este miércoles, incluye un pacto por la  sostenibilidad del empleo público y aboga por la eficiencia de los  servicios públicos, según ha informado el Gobierno autonómico en un  comunicado.

El Ejecutivo negocia la puesta en marcha, a partir del próximo  año, de medidas de ahorro para la reducción del gasto de personal. En  Euskadi, hay 66.769 trabajadores públicos en la Administración de la  comunidad autónoma.  

La aplicación de estas medidas, según ha informado el  viceconsejero de Función Pública, Juan Carlos Ramos, permitirá a la  Administración un ahorro de más de 100 millones de euros a lo largo  del año 2012, "sin que ello suponga una merma de la calidad del  servicio".

En ese contexto, el Ejecutivo va a poner en marcha un plan  temporal de medidas de ajuste y ahorro del gasto con los que hacer  frente a "la complicada coyuntura actual". Todo ello, "manteniendo su  alto nivel de eficiencia".  

El objetivo es mantener la contención del gasto en personal a lo  largo del próximo año. Para ello, se han identificado seis bloques de  medidas, entre las que se incluyen la suspensión temporal de las  primas por jubilación voluntaria o los contratos relevo. Las mismas  se aplicarán a todos los departamentos de la Administración Pública  Vasca durante un periodo de un solo año (ejercicio 2012) y permitirán  el citado ahorro superior a los 100 millones de euros.

Además, se prevé la suspensión de las primas por jubilación  voluntaria, que durante el próximo se suspenderán en su totalidad en  la Administración vasca. Por otra parte, se prevé la suspensión del  contrato de relevo, que podría afectar a 365 personas. De la misma  forma, se suspenderá la opción de prórroga del servicio activo con 65  años. Eliminar esta posibilidad afectaría a 201 personas.  

JUBILACION FORZOSA.

La jubilación forzosa de los funcionarios públicos se declarará de  oficio al cumplir los 65 años de edad. La Administración vasca  entiende que "tan importante como no incrementar plantillas en un  momento de contención del gasto público, es que se tenga la  posibilidad de establecer políticas de no cobertura de los puestos de  trabajo que queden vacantes como consecuencia de la jubilación de los  titulares". No obstante, la Administración admite que no todas las  plazas podrán amortizarse.

Otra medida consiste en la revisión de los complementos de  incapacidad transitoria en los casos de enfermedad. Durante los diez  primeros meses de 2011, se han producido en la Administración de la  Comunidad Autónoma de Euskadi (incluyendo las sociedades públicas) un  total de 48.135 bajas, que han supuesto un coste de IT (Incapacidad  transitoria) de 43,8 millones de euros en materia de complementos.  

Dado el actual momento económico, el Gobierno vasco se plantea  dentro de las medidas de ahorro revisar este complemento de IT del  100 por ciento que abona actualmente en todos los casos. De esta  forma, el próximo año ese porcentaje sólo se mantendría para los  casos de baja por accidente laboral. La propuesta del Gobierno  contempla la supresión de los complementos del pago de la incapacidad  transitoria.

También se plantea la suspensión del devengo de la carrera  profesional. El Ejecutivo propone limitar la posibilidad de acceso y  convocatoria de nuevos desarrollos de carrera durante 2012. La medida  afectaría a los departamentos de Interior, Justicia, Educación y  Osakidetza y se aplicará "mediante acuerdo en la negociación  colectiva".

El sexto eje de actuación afecta a la Instrucción de Función  Pública para la contención del gasto en la Administración General. El  Gobierno ha destacado que durante el año 2011 "ya se han logrado  importantísimos ahorros" derivados de la suspensión de las  sustituciones y acumulación de tareas para cubrir las vacantes de  personal.  

La reducción en ese capítulo ha sido muy importante desde la  entrada en vigor de la instrucción de Función Pública, que limitaba  los supuestos para permitir la cobertura de vacantes. A pesar del  "fuerte esfuerzo" realizado en este capítulo, la Administración  considera que existen determinados puestos que deben ser cubiertos  ante cualquier eventualidad.

"CONTENCION ABSOLUTA".

Desde el Gobierno se ha asegurado que estas decisiones no  supondrán "recortes del personal" en la Administración, que no  incrementará su volumen pero que contará "con una mayor estabilidad".  Como ya anunció el Gobierno al presentar el proyecto de Ley con las  cuentas oficiales para 2012, la contención para el próximo año va a  ser "absoluta" para los gastos de personal, de funcionamiento de la  Administración y de las subvenciones.  

No obstante, en materia retributiva se depende de la normativa  estatal en cuanto a las retribuciones básicas. El Gobierno vasco ha  explicado que "la persistencia, incluso empeoramiento, de la grave  crisis económica, unido a la severa caída en los ingresos fiscales",  le ha "obligado" a seguir aplicando a lo largo del próximo ejercicio  "una rigurosa política de contención del gasto", que da continuidad a  las ya aplicadas durante 2010 y 2011.  

LOS COMPROMISOS DE LA LEGISLATURA.

Otros de los capítulos que han sido abordados por el viceconsejero  de Función Pública, Juan Carlos Ramos, en la reunión de la Mesa  General han sido "el esfuerzo acometido" para resolver el problema de  estabilidad de las plantillas de la Administración mediante la  reducción de la interinidad en la misma y el freno a la  externalización.

El viceconsejero ha destacado "los compromisos más firmes y  claros" que afrontó el actual Ejecutivo, como "la responsabilidad y  compromiso por pactar medidas de distinta índole que contuvieran el  gasto e incrementaran el control del mismo".  

También ha recordado las medidas para "racionalizar la estructura  administrativa, algo que llevaba intrínseco un claro compromiso de  este gobierno en relación al empleo público". Ramos ha explicado que  el objetivo es "regularizar la situación y profesionalizar al  empleado público", es decir, "dotar a la plantilla de la  Administración de una mayor estabilidad, reduciendo la precariedad  que supone la interinidad".

Lo que se pretende, tal y como ha explicado, es "mantener el  empleo público, las mismas plazas sin crear ninguna nueva". En  Euskadi hay 66.769 trabajadores públicos en la Administración de la  comunidad autónoma.

Según ha recordado, al comienzo de la legislatura había un 32 por  ciento de trabajadores interinos, pero el cumplimiento de las Ofertas  Públicas de Empleo (OPE) pactadas "ha reducido la cifra  considerablemente".  

Ramos ha destacado la necesidad de "poner en valor al empleado  público, teniendo en cuenta que profesionalizar al trabajador publico  es sin duda una medida de ahorro para las arcas públicas". Según ha  explicado, "mucha gente desconoce que las OPE no suponen incrementos  de las plantillas ni tampoco incrementos del gasto", sino que, "al  contrario, permiten ahorrar".  

  • 1