Local

El Palacio de Peñaflor confía su rehabilitación a Junta y Estado

el 16 ene 2013 / 18:51 h.

TAGS:

Expolios, deterioro por su abandono, proyectos frustrado de hotel o parador, litigios judiciales de por medio y hasta la inclusión en la lista roja de Patrimonio en peligro hace más de tres años. El Palacio de Peñaflor de Écija, declarado BIC con la categoría de monumento nacional, lleva nueve años en una espiral de escollos que le alejan constantemente de su ansiada rehabilitación, ahora mucho más compleja de financiar que en 2004, cuando la crisis todavía no había entrado en tropel.

El último traspiés llegó desde Bruselas, lugar al que recurrió el alcalde, Ricardo Gil-Toresano (PP), para presentar el proyecto de recuperación que se ha valorado en algo más de nueve millones de euros.
La Comisión Europea le dio un no por respuesta, bajo la explicación de que no suele costear iniciativas inferiores a los 50 millones de euros, ya que esas corresponden "a entidades territoriales, en este caso la Junta de Andalucía", según explicó el regidor ecijano.
Ante esa nueva negativa, el PP plantea una alternativa que ya se llegó a plantear en el pasado: un convenio a tres bandas entre el Ministerio de Cultura, la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y el propio Ayuntamiento -el último componente siempre "dentro de sus posibilidades"-, para afrontar conjuntamente la financiación de la obra.
Así se lo han planteado los populares a través de una propisición no de ley a la Junta de Andalucía, a la que reclama el mayor esfuerzo inversor y, antes de conocer su respuesta, le responsabiliza del estado de abandono en el que está este edificio barroco construído en el siglo XVIII. Al hilo de la reclamación, se trasladó ayer a Écija la parlamentaria popular Alicia Martínez, que planteó este pacto a tres a la par que atacaba la gestión de la Administración autonómica, que permitió "no sólo el abandono, sino la agresión que permitió al acceder el proyecto de construcción de un hotel de lujo".

El objeto de esta rehabilitación, de hecho, no es un hotel, como se planteó en 2004, sino para que se convierta en la nueva Casa de la Cultura de la Ciudad y transformarse en el epicentro de la actividad artística ecijana, adaptando el edificio para que acoja salas de exposiciones, aulas de cultura e incluso asociaciones de patrimonio. También acogería a la UNED.
De momento, el único apoyo que han encontrado este año ha llegado del Ministerio de Cultura, Educación y Deportes, y su aportación, de 750.000 euros, no llega para costear las obras de rehabilitación sólo en el interior del edificio. También se han mantenido contactos con la Junta, aunque sin materializarse en un acuerdo y menos para cerrar cantidades.

El proyecto en sí busca recuperar los espacios del palacio y devolverlos a su estado original. De igual manera, el Ayuntamiento astigitano confía en que los salones y galerías sean decorados incluso "con muebles originales del edificio". Además, se proyecta recuperar la casa de campo y las casas anejas para ubicar el conservatorio y el instituto de idiomas.

  • 1